Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Todo sobre el colesterol

Todo sobre el colesterol

13/02/2011
1 min lectura

Compartir en:

¿Cuál es el bueno y cuál el malo?, ¿hay que comer alimentos que lo contengan o no?, ¿qué personas no deberían consumirlo por ningún motivo? Son muchas las dudas acerca del colesterol. Lo único claro es que hay que tenerlo en el cuerpo, porque forma parte de los tejidos corporales y del plasma sanguíneo, además de tener una importante función en la formación de la bilis, membranas celulares y ciertas hormonas.

Este lípido es sintetizado, en su mayoría, por el hígado y el resto lo aporta la alimentación. Es aquí cuando las personas se confunden y no saben qué ni cuánto pueden consumir para que no haga mal.

“El exceso de colesterol no es saludable porque se deposita en las paredes de las arterias formando placas, las que se endurecen y terminan angostando las paredes. Este fenómeno se denomina aterosclerosis y su consecuencia es que reduce el flujo de sangre hacia los diferentes tejidos”, explica Patricia Rodríguez, nutricionista de Clínica Alemana.

Estas placas también pueden romperse, formando un coágulo que bloquea totalmente el paso de la sangre, y provocar un infarto cardiaco o cerebral.

El bueno y el malo

El colesterol es transportado unido a una sustancia llamada lipoproteína y, según su densidad, se divide en dos:

  • Colesterol bueno o HDL (lipoproteína de alta densidad): recoge el colesterol de los tejidos y lo lleva al hígado para que sea excretado.
  • Se considera como rango normal en mujeres sin otras patologías sobre 50 mg/dL, y en hombres sobre 40.
  • Colesterol malo o LDL (lipoproteína de baja densidad): encargado de entregar colesterol a los tejidos, por lo que un exceso de éste, aumenta el riesgo cardiovascularal acumularse en la pared arterial.
  • Se considera como rango normal (en personas sin otras patologías) hasta 130 mg/dL.

Cuando hay alguna otra enfermedad, los valores son diferentes porque la persona tiene más factores de riesgo que pueden alterar los niveles de colesterol. Éstos son:

  • Obesidad o sobrepeso
  • Hipertensión arterial
  • Diabetes e hipotiroidismo
  • Consumo de tabaco (reduce el colesterol HDL) y de alcohol en exceso
  • Sedentarismo
  • Ser hombre mayor de 45 años
  • Ser mujer mayor de 55 años o después de la menopausia
  • Tener un familiar de primer grado (padres o hermanos) con alguna enfermedad cardiovascular.

* Se recomienda hacerse chequeos si se tiene dos o más de estos factores, en los hombres desde los 35 años y en las mujeres, desde los 45.

Patricia Rodríguez explica que para mejorar el nivel de colesterol se debe tener un estilo de vida saludable, en cuanto a la alimentación y la actividad física, que sube el colesterol HDL: “Se regula aumentando el consumo de fibra dietaria, frutas, verduras y cereales integrales. También, al eliminar el consumo de grasas de origen animal, como lácteos grasos -queso, mantequilla, crema-, carne con alto contenido graso y alimentos con grasas trans”.

Agrega que hay que consumir productos enriquecidos con fitoesteroles (esterol vegetal) que mejora notablemente los niveles de colesterol sanguíneo.

Programa para Sobrepeso y Obesidad Vivir Liviano

Teléfono: 2101077 - 2101295