Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Atención con las alergias cruzadas

Atención con las alergias cruzadas

30/08/2012
2 min lectura

Compartir en:

¿Qué tienen que ver el látex con el kiwi? Dos elementos tan distintos están compuestos por algunas proteínas similares, lo que hace que una persona alérgica a uno de ellos, también pueda tener alergia al otro. Esto se denomina alergia o reactividad cruzada. Lo mismo puede pasar, por ejemplo, con algunos frutos secos, ciertos mariscos y medicamentos.

 

Las alergias se producen cuando el sistema inmune reacciona de manera exagerada frente a ciertos elementos que reconoce como peligrosos, aunque no lo sean. Pero, además, algunas veces el organismo reconoce las moléculas que componen esos elementos y que están presentes en otros, y también reacciona.

 

Entre las reactividades cruzadas más comunes están:
Trigo y otros cereales
Leche de vaca y carne de vaca
Leche de vaca y de cabra
Látex-fruta (piña, kiwi, castaña, melón, tomate, palta, mango, plátano)

 

Entre familias, como:
Medicamentos (familias de antibióticos, por ejemplo los betalactámicos, que incluyen penicilina y cefalosporinas).
Crustáceos
Frutos secos
Malezas
Mariscos

 

En el último tiempo también se ha visto una reacción cruzada entre maní y lupino, que es utilizado como abono y como harina para hacer masas. Por ejemplo, muchos alimentos sin gluten son fabricados con lupino y una persona reacciona frente a esto cuando es alérgica al maní.

 

“Las más graves son látex-frutas y antibióticos porque muchas personas informan y, en una atención médica por ejemplo, pueden recibir el mismo elemento que le da alergia o uno con el que pueda producir una reactividad cruzada”, explica la doctora Ana María Agar, inmunóloga de la Clínica Alemana.

 

¿Para que suceda hay que tener contacto con los dos elementos al mismo tiempo?
No es necesario tener contacto con ambos en forma simultánea para reaccionar. Por eso cualquier persona que tenga una respuesta alérgica, aunque sea mínima a uno de ellos, debe consultar.

 

¿Esta reacción da por alguna condición determinada en la persona?
No, la reactividad cruzada se da porque la persona presenta una respuesta inmune de hipersensibilidad y está reaccionando contra proteínas similares entre grupos o familias de alimentos, por ejemplo.

 

¿En quiénes es más común?
Cualquier persona alérgica puede tener esta reacción, porque no es raro que si el cuerpo ya identificó una proteína, reaccione a la misma en otro elemento. Por eso, hay que tener cuidado de evitar los otros alergenos de reactividad cruzada para no sensibilizarse más a ellos o tener un shock anafiláctico.

 

Por ejemplo, alguien que sabe que es alérgico al maní, ¿debe cuidarse de no comer otros frutos secos?
La persona tiene que tener precaución siempre y visitar a un inmunólogo para detectar si ya está sensibilizado a los otros componentes de la misma familia y, si es así, no debe entrar en contacto con ellos.

 

¿Las alergias cruzadas empiezan lentamente o de manera abrupta?
Puede ser de ambas formas. Alguien puede tenerle alergia a uno y de repente a otros. Por eso, una vez que se conocen los otros elementos a los que se les tiene alergia, hay que evitarlos porque es muy fácil sensibilizarse a ellos.

 

“Para diagnosticar una reacción cruzada lo más importante es la historia clínica, es decir, las referencias a respuestas alérgicas anteriores. Por ejemplo, alguien alérgico al látex debe fijarse si al comer palta, tomate o piña siente una picazón o una pequeña molestia, no necesariamente debe tener una reacción fuerte. Pero esas señales chicas pueden indicar que ya se está sensibilizando y desde ese momento debe evitar la ingesta”, explica la especialista.

 

Departamento de Medicina Interna

Teléfono: 2101101