Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Clínica Alemana presente en el Día Mundial del Sueño

Clínica Alemana presente en el Día Mundial del Sueño

14/03/2012
2 min lectura

Compartir en:

“Respira bien, duerme mejor” es el eslogan con el que la Asociación Mundial de la Medicina del Sueño celebra este año el Día Mundial del Sueño. Clínica Alemana se suma a la jornada instalando un stand informativo, sobre las diferentes enfermedades relacionadas con el sueño, en el 2° piso del edificio, entre las 9 y 13 horas.

El mensaje para este año se concentra en uno de los trastornos más frecuentes a la hora de dormir: el Síndrome de Apneas del Sueño.

“Estas son pausas para respirar que se producen cuando la persona está durmiendo, y que se repiten de forma cíclica durante la noche. Lo normal es que tengamos hasta cinco pausas por hora, sin embargo, hay quienes llegan a tener cien”, explica el doctor Leonardo Serra, neurólogo del Centro de Trastornos del Sueño de Clínica Alemana.

La predisposición genética, el peso y la edad son algunos de los factores condicionantes para este síndrome. Por ejemplo, la pérdida de elasticidad de los tejidos internos de la faringe, a través de los años, puede generar la aparición y el aumento de pausas respiratorias durante el sueño. “Las apneas son más frecuentes en hombres mayores de 50 años con sobrepeso y en mujeres después de la menopausia. Entre el 2 y 4% de los adultos presenta este problema”, agrega el especialista.

Diagnóstico y tratamiento
Ronquidos, pausas al respirar y sueño poco reparador son las señales más sugerentes de que algo anda mal. Las personas con apnea también pueden tener somnolencia durante el día, despertar con dolor de cabeza, transpirar durante la noche o amanecer con la boca muy seca. Frente a la presencia de dos o más de estos síntomas, lo recomendable es acudir a un especialista.

Actualmente, la polisomnografía es el estudio más eficaz para diagnosticar el síndrome de apneas del sueño. Con él se monitorea la actividad cerebral, movimientos oculares, respiración, oxigenación, frecuencia cardiaca, postura y actividad motora durante el periodo de sueño, lo que permite objetivar el diagnóstico, y caracterizar y cuantificar las apneas.

A partir de lo anterior, existen tres posibles tratamientos: CPAP (ventiladores de uso nocturno), dispositivos de avance mandibular (placas orales) y cirugía (de nariz, faringe y/o mandíbula).

Documento sin


Consecuencias:

Deterioro de la vida en pareja: Los ronquidos son molestos y, además, la pareja se angustia al ver que la otra persona no respira.

Alteración de la calidad de vida: El mal descanso impide la concentración, genera irritabilidad y trastornos del ánimo. Esto disminuye el rendimiento intelectual y físico. En el caso de los niños, se manifiesta con hiperactividad, dificultad para concentrarse y somnolencia durante el día.

 

Riesgos de enfermedades: Obesidad, arritmias, infartos cardíacos, accidentes vasculares, hipertensión, diabetes y envejecimiento cerebral prematuro.

 

 

Servicio de Neurología

Teléfono: 2101060