Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Leche materna versus relleno

Leche materna versus relleno

06/08/2012
2 min lectura

Compartir en:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses, pero ¿cuáles son los reales beneficios? A lo largo de los años se ha visto que tiene un gran impacto tanto en el lactante como en la madre y la sociedad.

Los niños amamantados se ven beneficiados en tres aspectos: el primero de ellos es el afectivo,ya que la lactanciafomenta el apego con la madre y, por consiguiente, disminuye la incidencia del maltrato infantil. Otro punto a considerar es el nutricional, dado que la leche materna está hecha con bio especificidad, es decir, cada mujer produce, de manera natural, leche específica para satisfacer las necesidades de su recién nacido, tanto en cantidad como en nutrición.

Además, esta leche va cambiando su composición y volumen a lo largo de toda la lactancia, entregándole al niño las vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos y grasas que requiere para un buen desarrollo y crecimiento.

Por último, hay un factor inmunológico relacionado con que la madre le traspasa anticuerpos a su hijo contra las enfermedades que ella haya padecido. De esta forma, se disminuye el riesgo de padecer diarrea, infecciones respiratorias, urinarias y del intestino, meningitis y muerte súbita, entre otras. Pero las ventajas no terminan ahí, cuando son adultos, losbebés amamantadostienen una menor incidencia de enfermedades crónicas como la obesidad, diabetes e hipertensión.

Todo esto genera que sean niños más sanos, lo que se traduce enahorro económico para la sociedad, ya que no se requiere de hospitalizaciones e insumos (exámenes, fármacos, etc.) y se descongestionan las urgencias.

En relación a la madre, se ha visto que las mujeres que dan pecho son más rápidas en atender los requerimientos de sus niños y se sienten más empoderadas en su rol de mamá. Por otra parte, tienen mejor retracción uterina, recuperan el peso fácilmente y se reduce las posibilidades de contraer cáncer de mama, ovarios y depresión posparto.

Blanca Ossa, enfermera matrona de Clínica Alemana, señala que “el relleno fue creado como una herramienta nutricional médica exclusivamente para madres que no puedan amantar, ya sea por tener VIH, tratamientos de quimioterapia muy fuertes o porque el niño tiene Fenilcetonuria o la Galactosemia, entre otras. De lo contrario no se debería usar”.

En esta línea, la OMS enfatiza en que el alimento óptimo para un niño es la leche materna desde el pecho. De no poder, se sugiere la extracción de la misma o sino leche natural de una tercera persona, y cuando nada de lo anterior da resultado, el relleno.

Este último no cumple con todas las necesidades nutricionales del lactante, no tiene anticuerpos y posee más proteínas de las requeridas sobrecargando el riñón. Estudios muestran que los niños alimentados con relleno tienen cinco veces más riesgo de muerte súbita, tres veces más de diarrea y enfermedades respiratorias, duplican el riesgo de desarrollar neuroblastoma (cáncer) y retinopatía del prematuro. A largo plazo, puede provocar alza de la presión arterial, enfermedades cardiacas, obesidad y diabetes.

Por esto se hace necesario que las mujeres se informen antes de tomar una decisión y que lo hagan pensando siempre en lo que es mejor para su niño. “Las mamás pueden buscar ayuda con los expertos y acercarse a la Clínica de Apoyo a la Lactancia, aquí les enseñaremos todo sobre la lactancia materna y desmitificaremos mitos al respecto”, finaliza la enfermera matrona.