Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Los beneficios de un snack en la oficina

Los beneficios de un snack en la oficina

26/03/2012
1 min lectura

Compartir en:

Es media mañana y muchos oficinistas comienzan a sentir que el desayuno no ha sido suficiente y que el hambre les está jugando una mala pasada. Piensan que un chocolate o galleta los puede ayudar a llegar a la hora de almuerzo sin fatiga, pero tienen claro que estos alimentos no aportan en nada a su nutrición y que lamentablemente, los hace subir de peso.

La pregunta es qué se puede hacer para recuperar la energía de una manera saludable. Aunque algunas personas piensan que las meriendas sirven solo para subir de peso, están completamente equivocados. La nutricionista de Clínica Alemana Patricia Rodríguez explica que “es bueno comer un snack a media mañana y media tarde, porque mantiene el metabolismo activo sin largas hora de ayuno. La persona llega más preparada a la próxima comida, pudiendo manejar mejor las cantidades correctas sin consumir grandes volúmenes”.

Lo ideal, explica la especialista, es que esta pequeña merienda se coma entre las 10:30 y 11:30 horas durante la mañana y, en la tarde, entre las 17 y 18 horas. Lo importante es que nunca se debe estar más de 4 horas sin comer.

Se puede escoger entre las siguientes comidas para tener un snack saludable:

  • 1 unidad mediana de fruta
  • 1 yogurt o una taza de leche descremada
  • 1 trozo mediano de quesillo
  • 1 barra de cereal bajo en calorías
  • Frutos secos (almendras, nueces, maní natural), entre 18 a 20 unidades
  • 1 bolsa de manzanas deshidratadas
  • 1 sándwich en pan integral o media unidad de sándwich en pan pita

Estas meriendas se pueden combinar con cualquier tipo de agua de hierba, té o café con endulzante.

Se recomienda para el éxito en una alimentación saludable y que ayude a mantener o bajar el peso corporal, planificar las comidas de la semana con snack incluidos, ya que permite incorporar alimentos variados y equilibrados que no aburren, lo que hace más difícil caer en tentaciones o desórdenes. “El peor enemigo de una buena alimentación es la improvisación, pues habitualmente se escoge algo poco saludable”, explica Patricia Rodríguez.

Es importante tener claro que nunca se deben consumir frituras, mayonesa o alimentos azucarados (galletas, chocolates, cereales con azúcar, entre otros) como opción de snack.

Unidad de Nutrición y Diabetes
Programa Vivir Liviano
Teléfono: 2101051