Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Niños y adolescentes: cuándo regalarles un celular?

Niños y adolescentes: cuándo regalarles un celular?

17/12/2012
1 min lectura

Compartir en:

Sin duda, los pares ejercen una fuerte presión durante la edad escolar. La frase “todos tienen…” se escucha frecuentemente en los hogares y los padres se sienten presionados por no marginar a sus hijos respecto de lo que, supuestamente, “todos” hacen o tienen, accediendo así a sus peticiones.

 

Anamaría Dávila, psicóloga de Clínica Alemana, explica que “antes de regalarle un celular a un hijo es importante plantearse algunas preguntas: ¿Necesita realmente un celular? ¿Para qué lo necesita? ¿Cuál será el uso que le va a dar? ¿Cuál será el beneficio para él? ¿Es capaz de asumir la responsabilidad de su uso? No hay que olvidar que la función principal del teléfono (facilitar la comunicación) va aparejada de una serie de otras funciones que para los niños tienen mayor atractivo (juegos, reproductor de música, cámara fotográfica, mensajería de texto, internet)”.

 

Por ello, es importante que los padres evalúen, considerando estos elementos, si su hijo puede realmente lidiar, en forma responsable, con todo eso y obedecer las reglas del uso del teléfono que se les impone.

 

“Se ha generalizado, peligrosamente, el uso de celulares entre niños, a una edad cada vez más precoz y con un nivel de tecnología que me parece exagerado. Un niño de 6, 7 u 8 años no está en condiciones de asumir la responsabilidad de tener acceso libre a internet a través de su celular”, enfatiza.

 

No obstante, el que un joven maneje un móvil tiene ventajas como facilitar una rápida comunicación con él. A medida que los padres desean ir dándoles mayor autonomía a sus hijos, es una buena forma de supervisarlos y protegerlos, por ejemplo, cuando comienzan a desplazarse o a salir solos o con su grupo de amigos.

 

La especialista aconseja no llevar este aparato a los establecimientos educacionales. “El colegio es un espacio de socialización y aprendizaje que requiere de concentración para cumplir con los objetivos, y el celular, frecuentemente, distrae a los niños de su quehacer, interfiriendo en sus tareas y, muchas veces, en su socialización”.

 

Otras de las desventajas que puede presentar el uso excesivo del celular son desconexión con la realidad y soledad, alto grado de dependencia, desmotivación para realizar actividad física y juegos al aire libre, entre otros.

Unidad de Psiquiatría Infantil
Teléfono: 2 2101015