Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Conjunto de ruidos, vértigo y pérdida de audición

Síndrome de Menière

Conjunto de ruidos, vértigo y pérdida de audición

22/08/2013
1 min lectura

Compartir en:

El síndrome de Menière o hidropesía endolinfática es un desorden producido en el oído interno. Empieza con una pérdida de audición acompañada de sensación de presión en el oído y de tinnitus, que es un ruido interno que solo siente la persona sin mediar un estímulo externo. También es seguido de crisis de vértigo, las que se repiten y caracterizan a esta patología.

El vértigo no es un mareo simple sino una sensación rotatoria, las personas que lo sufren lo describen como “el techo me da vueltas”. Las crisis pueden darse con una frecuencia relativa y en algunos pacientes duran varias horas. Suele provocar gran angustia y temor de sufrir algún accidente por una caída, ya que da la sensación de inestabilidad.

“La descripción del mareo por el paciente es muy variable, pero da la clave para saber que se refiere a un problema del oído. Hay muchos tipos de mareos. Por ejemplo, cuando la persona dice ‘siento que me estoy desmayando o que se me nubló la vista’, no es vértigo”, explica el doctor Gonzalo Bonilla, otorrinolaringólogo de Clínica Alemana.

La causa de esta patología es desconocida, pero se sabe que existe aumento de un líquido del oído interno, llamado endolinfa. Se cree que cuando hay mayor cantidad -probablemente por una menor reabsorción de este- el conducto se dilataría hasta romperse. En ese momento, se escapa la endolinfa y viene la crisis de vértigo, hasta que se repara y vuelve a la normalidad.

Vivir con síndrome de Menière
Cuando una persona llega a consultar por vértigo, el diagnóstico del síndrome de Menière se confirma con el examen de octavo par, el que estudia la función del equilibrio mediante una serie de pruebas. Una de ellas consiste en estimular los oídos con diferentes temperaturas mediante aire o agua. Durante el examen, el paciente presenta vértigo por unos minutos y, si hay síndrome de Menière, se encuentra una menor respuesta en el lado afectado, sumado a una disminución de la audición medida con una audiometría.

Una vez confirmado el diagnóstico, se recetan medicamentos para disminuir los síntomas y muchas veces se indica un régimen hiposódico, similar al de un hipertenso, para reducir la cantidad de líquido. Sin embargo, la patología en sí no se puede revertir.

El especialista agrega que, con los años, la enfermedad tiende a llegar a un punto de estabilización y las crisis van siendo cada vez menos frecuentes e intensas. Pero, también habrá disminuido la audición de forma irreversible.

El síndrome de Menière solo imposibilita seguir con la vida cotidiana durante las crisis de vértigo. En cuanto a la audición, la interferencia con las actividades diarias depende del grado de pérdida y de a qué se dedique el paciente. Si bien el tinnitus puede persistir, en general, no llega a ser invalidante porque las personas se acostumbran y logran ignorarlo.

Servicio de Otorrinolaringología
Teléfono: 22101071