Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Día del Niño: Conoces las etapas de la infancia?

Día del Niño: Conoces las etapas de la infancia?

08/08/2013
1 min lectura

Compartir en:

Este domingo se celebra el Día del Niño y muchos papás se preparan para celebrar con ellos. Pero, ¿hasta qué edad se considera la infancia? Anamaría Dávila, psicóloga infantil de Clínica Alemana, explica que según la etapa evolutiva es hasta los 12 años.

La especialista explica que desde que nacen hasta esa edad, pasan por distintos momentos con características propias, las que se pueden dividir, según el modelo de Erickson, en:

-0 a 1 año:
La principal tarea es el desarrollo de la confianza básica, la que se logra a través del establecimiento de un vínculo estable y seguro con sus cuidadores. Esta etapa está caracterizada por un creciente interés en conectarse con su entorno a través de la exploración sensorio-motriz. Existe predominio del pensamiento sensorio-motor, lo que lo lleva a conocer a través de los órganos de los sentidos. El juego es sobre todo funcional, de prueba o experimentación (tocar, chupar, golpear y tirar).

-1 a 5 años (Etapa Pre-escolar):
En esta etapa, la principal tarea es el logro de mayores niveles de autonomía, por lo que el niño requiere de un ambiente que le posibilite la exploración y el desarrollo de un sentido de competencia (sentirse capaz), independencia y autoestima (“yo puedo”). Además, necesita conocer y comprender las reglas y expectativas que ordenan el mundo, distinguir lo correcto e incorrecto y ejercitar el autocontrol (tolerancia a la frustración). Aquí, surge la etapa de obstinación como expresión de la necesidad de diferenciación.

También se da la adquisición de varias funciones que posibilitan “salir al mundo” y comunicarse con él, a través de la marcha, el lenguaje y el control de esfínteres. Surge el juego imaginativo y el de roles, donde la función simbólica cobra una especial relevancia.

-6 a 10-12 años (etapa escolar):
Aquí, toma importancia la temática del auto-concepto, observándose una mayor conciencia de sí mismo y una necesidad de ser valorado y reconocido en sus características personales. El desarrollo cognitivo alcanzado permite el progreso del pensamiento lógico-analítico.

Además, se da el primer cambio de configuración corporal, el cual define un incremento en los niveles de actividad física que se combinan con períodos de letargo y aburrimiento. Por ello, al final de esta etapa se observa cierta fragilidad anímica.

Asimismo, el niño desarrolla vínculos significativos con otros adultos (profesores y padres de amigos, entre otros) y establece relaciones de amistad que suelen perdurar hasta la vida adulta.
El juego, en tanto, se vuelve realista y surge una importante necesidad de socializar y compartir actividades con su grupo de pares.