Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Diabetes en la sala de clases: consejos para profesores

Diabetes en la sala de clases: consejos para profesores

10/04/2013
1 min lectura

Compartir en:

Frente a un diagnóstico de diabetes infantil, no solo los padres deben ser partícipes activos del tratamiento, sino que también la comunidad escolar. Tanto profesores como compañerostienen queser informados cuando algún alumno sea diabético, a fin de promoverun ambiente de seguridad e integración para el paciente. En este contexto, el doctor Santiago Muzzo, endocrinólogo de Clínica Alemana, entrega algunos consejos para enfrentar la diabetes en la sala de clases.

Cada niño con diabetes es diferente: la primera desigualdad se presenta con los síntomas. Algunos pacientessolo acusan mucha sed y exceso de orina, mientras que otros pueden llegar a manifestar cetoacidosis (acumulación de cetonas y acidificación de la sangre) e, incluso, compromiso de conciencia. Luego, una vez iniciado el tratamiento con insulina, los signos y síntomas de hipoglicemia (baja del azúcar en la sangre), también pueden presentarse adistintos niveles de glicemia.

No etiquetar a los niños con diabetes: se recomienda no hacer diferencias entre el paciente y sus hermanos o pares, ya que solo generaría sentimientos alterados en el pequeño. Lo que sí es importante es respetar las indicaciones de uso de insulina, actividad física y alimentos a ingerir.

Prever emergencias: se aconseja que los colegios que tienen alumnos diabéticos cuenten con alguna persona encargada (enfermera o profesor de educación física) de recibirlos cuando presenten alguna molestia y, en el caso de los más pequeños, deben estar capacitados para medir su glicemia y dar tratamiento si presenta hipoglicemia. Asimismo,tiene quetener un monitor para determinar la glicemia, bebidas con azúcar o tabletas de glucosa para esta emergerncia.

También es importante recordar que el exceso de comida, la falta de ejercicio, un déficit en la dosis de insulina indicada y el estrés, aumentan la glicemia (azúcar en la sangre).

Permiso para ir al baño y comer: los profesores deben considerar que los niños diabéticos que se descompensan por alza de azúcar (hiperglicemia) presentan exceso de orina (poliuria). También deben tener en cuenta el horario de alimentación de los niños, por ejemplo, aquellos que se tratan con insulinas lentas deben comer dos bocadillos al día (mitad de mañana y dos horas después de la comida), y los que reciben insulina ultralenta pueden recibir un snack al día.

Centro de Diabetes Infantil de Clínica Alemana
Cuenta con un programa para atender al niño diabético debutante. A través de este, la enfermera a cargo asiste a los colegios de los pacientes y los orienta con respecto a cómo enfrentar esta situación y de qué manera prevenir complicaciones.