Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Multivitamínicos: Cuándo tomarlos?

Multivitamínicos: Cuándo tomarlos?

16/04/2013
1 min lectura

Compartir en:

Se acerca el invierno y todos comienzan a prepararse para enfrentar los resfríos. Una gran mayoría decide utilizar los multivitamínicos como medio de defensa. Sin embargo, ¿qué tan efectivos son?, ¿cualquiera puede tomarlos?, ¿pueden tener otros efectos?.

La doctora Ana María Agar, inmunóloga de Clínica Alemana, explica que los multivitamínicos son preparados que reúnen vitaminas y minerales esenciales en una sola cápsula o comprimido. “Suelen utilizarse cuando se prevé una carencia de vitaminas y/o minerales, ya sea por una alimentación inadecuada, enfermedad o por condiciones que incrementan las necesidades del cuerpo, como estrés y deportes, entre otros”.


La especialista agrega que “la ingesta de suplementos de una sola vitamina no es aconsejable, salvo que se tenga conocimiento que se tiene avitaminosis (carencia de esta)”.

Uno de los efectos benéficos de las vitaminas y minerales es estimular la inmunidad, ayudándonos a prevenir infecciones sobre todo en personas con aumento de requerimientos o alimentación defectuosa, ya que ayudan a completar los requerimientos diarios de ellas”, explica la inmunóloga.

Sin embargo, destaca que “los suplementos de vitaminas y minerales no pueden reemplazar la variedad de alimentos que son importantes para una dieta saludable, que además contienen fibra y otros ingredientes con efectos positivos para la salud”.

¿Pueden tener consecuencias adversas?
Entre los efectos secundarios leves de los multivitamínicos están los trastornos gastrointestinales como náuseas, constipación y diarrea, cuando son tomados con el estómago vacío. En algunas personas pueden producir reacciones alérgicas leves como prurito y/o urticaria.

Muchos preparados de vitaminas y minerales estimulan el apetito, por lo que la ingesta de multivitamínicos debe ser supervisada por un médico.

En relación con los efectos secundarios graves de los multivitamínicos, estos se deben a la sobredosis de vitaminas por el consumo en exceso de un mineral dado, por ejemplo, el calcio, el hierro y el zinc que pueden dar lugar a palpitaciones, sangrado estomacal, confusión, manchas en los dientes y orinar con más frecuencia.

Las vitaminas liposolubles (A, D, K, E) no son eliminadas por el cuerpo cuando se ingieren en grandes cantidades, sino que se almacenan en el hígado y en el tejido graso produciendo alteraciones en su función.

Las vitaminas hidrosolubles, como la vitamina C, al administrarse en exceso se eliminan en la orina, pero consumir más de 1.000/mg puede incrementar el riesgo de producir cálculos renales, lo mismo ocurre con el exceso de calcio.