Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Redes Sociales y niños: cuándo sí y cuándo no?

Redes Sociales y niños: cuándo sí y cuándo no?

26/08/2013
3 min lectura

Compartir en:

La participación en redes sociales (RRSS) ha crecido en los últimos años y se ha convertido en una actividad de rutina en la vida de niños y adolescentes. Si bien su uso tiene beneficios al promover la comunicación, socialización y habilidades técnicas, la protección y supervisión parental de los contenidos es fundamental.

La doctora Marcela Abufhele, psiquiatra infanto-juvenil de Clínica Alemana, explica que se considera red social a cualquier sitio web que permita la interacción entre usuarios. Agrega que cifras de 2011, indican que un 22% de los adolescentes entra en su red social favorita más de diez veces al día, mientras que más de la mitad lo hace más de una vez al día.

-¿Cuáles son los principales riesgos que se dan para los niños en las RRSS?
Debido a su limitada capacidad de auto-regulación y susceptibilidad a la presión social de pares, los niños y adolescentes corren ciertos riesgos en las RRSS:
-De la interacción entre pares, existe riesgo de cyberbullying (acoso online), sexting y depresión (facebook depression, es decir, consecuencias emocionales derivadas de relaciones interpersonales falsas o parciales).
-Contenido inapropiado, ya que no existe filtro de información.
-No distinguir lo que es privado, exponiendo demasiado su vida personal de un modo que puede perjudicar su imagen y futuro personal, laboral, y/o académico. Es muy importante enseñarles que “lo que se sube a la web, queda en la web”.
-“Postear” información falsa sobre sí mismos u otros los pone en riesgo de ser víctimas de abuso, estafa y fraude por parte de terceros.
-Influencias externas, desde publicidad hasta política, religiosa o de grupos sociales. Si bien es cierto que hoy en día muchos de los sitios web en que participan niños han prohibido el uso de publicidad, es muy importante educar a los jóvenes en cómo ser “consumidores informados”, de modo de comprender que la publicidad es capaz de manipular sus preferencias e influenciarlos.

-¿Cómo detectar estos riesgos?
La mejor manera es prevenirlos a través de la supervisión del uso correcto y responsable de internet y sus múltiples herramientas, para lo cual es necesario mantener una comunicación abierta y honesta al interior de la familia.

¿A qué edad se le debe dar permiso a un niño para que use las RRSS?
La Academia Americana de Pediatría (AAP) establece los 13 años como la edad mínima para la utilización de la mayoría de los sitios de redes sociales. Por una parte, se debe a que el Congreso de Estados Unidos prohibió a los sitios web recolectar información personal de niños menores de 13 años sin autorización de los padres, además de que estas mismas RRSS establecen en su normativa esta edad para registrarse, como Facebook y My-Space, entre otros, lo que se aconseja respetar. Los padres deben evaluar con detalle los sitios en que su hijo desea registrarse de modo de asegurar que el contenido sea apropiado para su edad.

-¿Cómo explicarle que no tiene permiso?
Los padres no deben olvidar que la “vida digital (online)” es una extensión de la vida, por lo que la aplicación de límites es igual que para cualquier enseñanza de la crianza, es decir, acorde a la edad de desarrollo del niño para que pueda entender y estar acompañada siempre de una conducta consistente de parte de los padres, dejándoles claro que las normas de uso están para su protección y seguridad, por lo que deben ser respetadas.

-Cuando ya tienen la edad suficiente, ¿cómo guiarlos en el uso correcto y responsable de las RRSS?
Los estudios concuerdan que los riesgos online son los mismos que fuera de Internet. Al ser así, lo primero que los padres deben recordar es la importancia de guiarlos en temas de autocuidado y desarrollo sano, como bullying, presión social de pares, depresión, conductas de riesgo, autoestima, exploración sexual, popularidad y estatus social. Si tienen adecuadas estrategias para manejar estas complejas situaciones en la vida, podrán hacerlo exitosamente en la red.

Consejos para los papás:
-Estar actualizado en el uso de estas tecnologías, sus normativas, herramientas de seguridad y protección de privacidad con que cuenta la mayoría de los sitios.
-Conocer el uso que su hijo le puede dar a estos sitios, manteniendo una cercana discusión acerca de los contenidos y cuidados que debe tener.
-Guiar en la apropiada búsqueda de información, junto con supervisar y controlar los riesgos.
-Priorizar el monitoreo online “activo” basado en la comunicación y participación de los padres, por sobre la supervisión llamada net-nanny (instalación de software que monitorea).
-Hacerle saber a los niños que está interesado en saber cómo está usando las RRSS.
-Mantener el computador y el acceso a internet en un lugar público de la casa, con límite de uso. -Chequear periódicamente registros de sitios web y chats, imágenes y mensajes enviados, siendo transparente con los niños de que se está haciendo.
-Enseñe reglas básicas de protección, como mantener su identidad privada, advirtiéndole que avise si recibe cualquier interacción que lo asuste o haga sentir incómodo.
-Enfatizar en que todo lo que se “sube” a Internet puede ser compartido por todo el mundo.
-Informar a los adolescentes de las consecuencias legales y personales que puede tener el envío de información e imágenes de contenido sexual, violento o abusivo de ellos u otros. La regla básica es “no enviar mensaje o imagen que no diría o mostraría cara a cara”.