Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Viudo de verano? Cuidado con los kilos de más

Viudo de verano? Cuidado con los kilos de más

24/01/2013
1 min lectura

Compartir en:

Llegó el verano y muchas familias se toman unos días para salir de vacaciones, pero hay hombres que deben seguir trabajando y se quedan en sus casas mientras la señora y los niños disfrutan de algún viaje. Son los llamados “viudos de verano”.

Uno de los principales problemas que sufren es la alimentación, ya que al quedarse solos optan por la comida rápida y pueden llegar a aumentar, al menos, un kilo en diez días.

Rinat Ratner, nutricionista de Clínica Alemana, explica que muchos hombres suben de peso al comer alimentos poco saludables y rápidos para compensar su poco interés por la cocina. A su vez, hay quienes comen por aburrimiento o soledad, y otros, que aprovechan para juntarse con los amigos, lo que se traduce en una mayor ingesta de aperitivos y comida chatarra.

“Un hombre de peso normal y sedentario, debe consumir alrededor de 2.000 calorías diarias, sobrepasar este número se traduce en un aumento de peso que puede alcanzar a tres o más kilos por mes”, destaca la especialista.

Para evitar esto, ella recomienda elegir alimentos más saludables y livianos e idealmente, tenerlos disponibles en casa para evitar la tentación de comprar comidas rápidas. “Si van a hacer un asado, es aconsejable evitar las longanizas, el pan, las papas y el choclo, y preferir la carne con ensaladas. Además, si van a cocinar, es más fácil que lo hagan para varios días”, dice la nutricionista.

¿Cómo evitar que engorden?
Las mujeres son quienes, normalmente, se preocupan de la cocina y si quieren que sus maridos no engorden pueden tomar algunas medidas antes de salir de vacaciones.

La nutricionista sostiene que una buena medida es dejar comida preparada y congelarla en envases individuales, para luego calentarla directamente en el microondas y así eliminar una necesidad de procesamiento adicional.

Además de lo anterior, es bueno abastecer la despensa con conservas como frutas libres de azúcar, atún y jurel al agua. También es bueno reemplazar las harinas blancas por galletas y panes integrales que pueden mantenerse refrigerados para mantener por más tiempo su conservación.

Aunque no todo debe ser tan estricto. “Pueden dejar algún regaloneo, pero idealmente en paquetes pequeños porque una vez que ellos los abren, la tendencia es que se lo coman todo”, explica Rinat Ratner.


Unidad de Nutrición y Diabetes
Teléfono: 2 210 1051