Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Día Mundial del Corazón: consejos para un corazón sano

29 de septiembre

Día Mundial del Corazón: consejos para un corazón sano

25/09/2014
1 min lectura

Compartir en:

 

 

Aunque solemos asociarlo con nuestras penas y alegrías, lo cierto es que el corazón es el órgano principal del aparato circulatorio, donde funciona como una bomba, impulsando la sangre a todo el cuerpo. Sin embargo, el ajetreo de la vida actual hace que lo descuidemos y se vea afectado por distintas patologías.


Las enfermedades cardiovasculares, como infarto cardiaco y accidente cerebrovascular, son las que provocan el mayor número de muertes en el mundo, cobrando millones de vidas al año. Por esta razón, la Federación Mundial del Corazón, con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud y la UNESCO, ha establecido el 29 de septiembre como el Día Mundial del Corazón.

Esta iniciativa tiene como objetivo dar a conocer masivamente las enfermedades cardiovasculares, la importancia de su prevención, control y tratamiento. Aquí, algunas recomendaciones:

Alimentación

Se recomienda una dieta que contemple lo siguiente:


-Ensaladas frescas, dos porciones diarias (tomate, pepino, lechuga, brócoli, entre otras).
-Tres frutas diarias (está demostrado que bajan la presión).
-Pescados, dos a tres porciones semanales, por su aporte de omega 3.
-Antioxidantes, por ejemplo, una copa de vino diaria, chocolate puro en pequeñas porciones y berries.
-Lácteos descremados en forma regular.

Actividad física

Es importante realizar, por lo menos, media hora todos los días, o bien una hora tres veces por semana, además de mantener un peso adecuado. El ejercicio debe ser parcelado, ya que hacer deporte intenso en forma ocasional puede ser perjudicial para el corazón y aumentar el riesgo de lesiones. Si no hay tiempo para ir al gimnasio, una buena alternativa es dejar el auto estacionado lejos para caminar, ir a trabajar en bicicleta, usar las escaleras, etc.

 

Asimismo, se aconseja no fumar y moderar el consumo de alcohol, ya que está comprobado que ambos son perjudiciales para el corazón.

Por último, se debe considerar que las personas con antecedentes de familiares directos de problemas cardiovasculares, deben cuidarse más.

Este artículo se realizó con la colaboración del Dr. Mauricio Fernández, cardiólogo de Clínica Alemana.