Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Hipertensión arterial y su estrecha relación con otras enfermedades

Hipertensión arterial y su estrecha relación con otras enfermedades

12/11/2014
2 min lectura

Compartir en:

La hipertensión arterial es un factor de riesgo capaz de producir graves complicaciones como hemorragia cerebral, insuficiencia cardiaca, cardiopatía coronaria, estrechez de la arteria de las extremidades inferiores e insuficiencia renal, entre otros.

'Todas son evitables, en gran medida, si las personas tienen un control adecuado de la hipertensión. Aunque el riesgo sigue existiendo, tratamos a los hipertensos para que no mueran a una edad en que debieran estar vivos y no queden inválidos en una etapa en que tendrían que estar activos', sostiene el doctor Emilio Roessler, nefrólogo de Clínica Alemana.

La hipertensión arterial es factor de riesgo para el desarrollo de las siguientes enfermedades:

Cardiopatía coronaria
Aumenta al doble la posibilidad de una cardiopatía coronaria, ya que daña el tapiz interior de las arterias, lo que provoca que se deposite colesterol y posteriormente calcio, estrechando el lumen de los vasos coronarios.

Insuficiencia cardíaca
Aumenta cinco veces el riesgo de padecer insuficiencia cardiaca, ya que hace que el corazón trabaje con sobrecarga ante un gran aumento de la resistencia, lo que a la larga 'vence' el músculo cardiaco y provoca su dilatación.

Estrechez de la arteria de las piernas o enfermedad arterial oclusiva
Dos veces más de riesgo. Se daña la capa íntima de las arterias produciendo arteriosclerosis, ya que facilita la formación de placas de ateromas (de calcio) que las ocluyen.

Insuficiencia renal
El riñón es una verdadera esponja de vasos arteriales, los que pueden dañarse por la presión alta, haciendo que este órgano se vaya fibrosando (endurecimiento) y perdiendo tejido (nefroesclerosis). En este caso, las probabilidades suben a dos.

Hemorragia cerebral
Más riesgo debido a que la presión sanguínea alta rompe la arteria, es como 'inflar un globo hasta que se reviente'.

Accidente cerebrovascular
Existen dos tipos de accidente cerebrovascular: hemorrágico e isquémico. En el primero, la arteria se rompe y, en el segundo, se tapa.

Deterioro cerebral (demencia por múltiples micro infartos cerebrales)
20% más de probabilidad de tener demencia senil, ya que la arteria se estrecha y hace que se vayan muriendo neuronas, produciéndose múltiples mini infartos cerebrales que originan demencias seniles.