Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

La importancia del flúor en la salud de los dientes

La importancia del flúor en la salud de los dientes

04/11/2014
2 min lectura

Compartir en:

Históricamente, el flúor ha sido empleado para el control de las caries, ya que protege el esmalte dental al hacerlo más duro y resistente a las bacterias. La evidencia científica que existe al respecto avala su uso en odontología, tanto a nivel preventivo como terapéutico.

La odontóloga de Clínica Alemana María Consuelo Fresno, explica que se trata de un elemento químico de la familia de los halógenos que se puede encontrar en productos como pastas dentales, colutorios y barnices. En algunos lugares, también se encuentra adicionado en el agua y algunos alimentos, como la leche, la sal, gomas de mascar, entre otros. Naturalmente, está en el té, pescados, carne de aves, algunas verduras como la espinaca y algunos cereales como el centeno, trigo y arroz.

¿Cuándo comenzar a ocuparlo?
A los tres años de edad, ya se encuentran en la boca los 20 dientes temporales, lo que hace indispensable que los menores tengan formado el hábito de higiene bucal.

“Poco a poco, hay que mejorar el cepillado realizado por el niño, teniendo presente que todavía no es capaz de hacerlo bien solo. A esta edad se puede empezar a utilizar una pequeña cantidad de pasta dental infantil sin flúor”, explica la especialista.

Agrega que, dependiendo del riesgo individual, también se pueden realizar los primeros tratamientos con sellantes preventivos y la aplicación de barnices de flúor. El odontólogo, después de examinar y evaluar al niño, debe indicar caso a caso si es o no necesario.

A los cinco años, todavía deben cepillarse los dientes frente a un espejo, siempre bajo la supervisión y ayuda de un adulto. Además, se les debe pedir que se enjuaguen y saquen la lengua para limpiarla. Ya es posible usar pastas fluoradas, pero la cantidad no debe ser superior al tamaño de la uña del dedo meñique del niño. Es importante enseñarle que no se la trague, de lo contrario, debe seguir con la pasta sin flúor, para evitar así la aparición de fluorosis en los dientes definitivos que se están formando en forma intraósea en esta etapa.

En niños de 6 años y más, el uso de una pasta dental con 1.100 ppm de flúor y la cantidad de 1 gr, alrededor de 1cm, es importante, ya que esta sustancia favorece la remineralización de los dientes y el resto de sus componentes facilita la remoción del biofilm dental, ayuda a eliminar manchas y refresca el aliento.

Fluorosis
Es importante no iniciar el uso de productos con flúor antes de la edad aconsejada, especialmente en aquellas zonas con aguas que contienen este elemento, ya que se puede producir fluorosis, que es la hipomineralización del esmalte dentario, debido a exceso de flúor producido por el consumo exagerado de fluoruros en el periodo de maduración del esmalte del diente.

“En estos casos, las piezas afectadas se observan con opacidades de color blanco tiza hasta café (moteados), la superficie porosa y opaca, dándoles una apariencia poco atractiva. La manifestación clínica está asociada directamente con la dosis ingerida, a mayor ingesta más grave”, afirma. La fluorosis no se puede revertir, solo es posible atenuar sus consecuencias con algunos tratamientos específicos según el compromiso de la estructura y estética del diente.