Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

La mayoría de los encuestados declaran ser padres aprensivos

Encuesta de Clínica Alemana:

La mayoría de los encuestados declaran ser padres aprensivos

15/10/2014
3 min lectura

Compartir en:

¿Somos padres sobreprotectores? ¿Más exigentes o tolerantes? ¿Con qué frecuencia discutimos frente a nuestros hijos? Con el propósito de responder estas y otras preguntas, Clínica Alemana realizó en agosto de este año el estudio “Estilos de crianza”, con la colaboración de Search Consultores.

Para ello, efectuó una encuesta electrónica, con preguntas cerradas, entre sus pacientes con hijos menores de 18 años. De un universo de 10.000 mil registros, contestaron el cuestionario1.063 padres.

El objetivo fue conocer su percepción sobre diversas prácticas de crianza aplicadas a su propia experiencia. Con las respuestas obtenidas se elaboró un informe que entrega interesantes resultados sobre la forma en que los padres suelen relacionarse con sus hijos.

¿Padres aprensivos?
Una de los hallazgos más significativos del estudio tiene relación con cómo los papás definen su estilo de crianza. El 94% declaró ser “cariñoso”, el 30% “sobreprotector” y el 17% “amigo de mis hijos”. Se observa también que son más sobreprotectores quienes tienen un solo hijo, respecto a los que tienen dos y más.

Esto coincide con la pregunta sobre el grado de aprensión de los padres, donde casi dos tercios se consideran aprensivos (54%) o muy aprensivos (7%), sin diferencia entre los distintos tramos de edades de los hijos. Asimismo, el estudio revela que son más aprensivos quienes tienen menos hijos (73% con un hijo y 45% con cuatro o más).

Al respecto el doctor Alfonso Correa, jefe de la Unidad de Psiquiatría Infantil de Clínica Alemana, explica que este tipo de conducta de los padres está asociada a su sensación de inseguridad, la que es reforzada por la sociedad actual, que pone énfasis en los riesgos y no en las potencialidades del niño para enfrentar ciertas situaciones.

“Esto genera menores más dependientes, inseguros y con sensación de incapacidad. La idea es que los adultos evalúen bien cada situación y traten de ponderar con objetividad el peligro implícito y, a su vez, ver la oportunidad que puede significar en términos de aprendizaje para el pequeño realizar esa actividad”, aconseja.

¿Es común discutir frente a los hijos?
Los resultados de la encuesta muestran que un tercio de los padres que respondieron la encuesta sostienen que discuten frente a sus hijos, “con frecuencia” (4%) o “a veces” (29%). En tanto, el 48% dice hacerlo rara vez, y un 16%, nunca.

En este sentido, quienes tienen un solo hijo declaran no discutir nunca ante él en mayor medida que los que cuentan con más de uno.

Sobre este tema, el doctor Correa sostiene que no es malo debatir frente a los hijos, el problema es hacerlo con agresiones verbales o físicas. Asimismo, recalca que no se les debe sobreinvolucrar en los conflictos, hacer que se sientan responsables o que crean que de ellos depende la solución. “Los niños pueden sobredimensionar el problema cuando ven una discusión entre los padres, por eso es importante que después se le pregunte lo que entendieron, se les escuche y se les aclare lo que pasó, para que tengan una visión más real de lo ocurrido”, precisa.

Por último, agrega que tampoco es aconsejable negar los problemas frente a los hijos. “Es parte del aprendizaje que ellos se den cuenta que los papás también se equivocan o que pueden tener diferencias, y, especialmente, que son capaces de llegar a acuerdo”, concluye.

Otras conclusiones del estudio “Estilos de crianza”
- El 90% de los encuestados declara tener una relación excelente o muy buena con sus hijos.
- El 90% afirma que abraza o da demostraciones de cariño físico a sus hijos varias veces al día. Esta frecuencia es mayor cuando hay hijos menores de cuatro años y en aquellos casos en que se tiene solo uno o dos hijos.
- En cuanto al nivel de exigencia, la mayoría de los padres se refiere a niveles intermedios: el 50% dice ser más exigente que tolerante y el 33%, más tolerante que exigente. También se ve que son significativamente más exigentes con los niños de 5 a 7 años.
- La mayoría de los entrevistados (78%) manifiesta que existe acuerdo en la pareja respecto a la crianza y normas establecidas para los niños.
- Existe un alto involucramiento de los padres en las tareas de los hijos, ya que el 41% dice estar al tanto y preocuparse de que las hagan, mientras que el 30% afirma hacerlas con ellos.
- El 99% de los papás dice llamarles la atención a sus hijos, primando la mención frecuentemente (69%).
- En cuanto al castigo, el 73% declara aplicar como medida el privarles de lo que les gusta.
- El 86% de los padres declara que juega con sus hijos con regularidad.

 

 

 

Charla gratuita:

“Cómo evitar errores frecuentes durante la crianza” Se realizará el lunes 20 de octubre, a las 19:00 en Clínica Alemana. Inscríbete aquí