Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Niños y fiestas de fin de año: celebrar seguros

Niños y fiestas de fin de año: celebrar seguros

17/12/2014
1 min lectura

Compartir en:

Guirnaldas, adornos de Navidad y luces son solo algunos de los accesorios que decoran el árbol que se arma en la mayoría de los hogares cada año en esta fecha. Para que un accidente no rompa la magia de estas fechas es aconsejable tener presente algunas medidas preventivas.

 

La doctora Patricia Salinas, pediatra de Clínica Alemana, explica que durante estas fiestas los accidentes más comunes son caídas, quemaduras, asfixia por cuerpo extraño y ahogamiento por inmersión. Por lo tanto, es fundamental considerar los riesgos al comprar el árbol, poner los adornos y, por supuesto, al elegir juguetes.

La especialista recomienda los árboles artificiales, los de plásticos son seguros y cómodos. Eso sí, hay que fijarse que en la etiqueta diga resistente al fuego. Además, se debe colocar el árbol en un lugar que no obstruya el paso, o bloquee entradas.

En cuanto a los adornos, deben ser de material no combustible, evitar la decoración puntiaguda, afilada o que se rompa con facilidad.

También es importante no usar adornos con piezas pequeñas porque los niños pueden tragárselas. Hay que evitar los que tengan aspecto de dulce u otro alimento para que no se los echen a la boca, se pueden atorar o incluso intoxicar. Por ningún motivo, usar velas encendidas cerca de un árbol.

Las luces deben tener distintivo CE, etiqueta que indica que se ajusta a las normas de la Unión Europea en lo que respecta a seguridad, salud y protección del medio ambiente-. Asimismo, es importante leer las instrucciones y seguir el instructivo de montaje y seguridad.

Hay que constatar que todas las luces funcionen y no tengan alambres rotos o conexiones sueltas porque los niños pueden tocar y morder los cordones eléctricos. Además, no hay que olvidar apagar las luces a la hora de dormir o salir de la casa, y así evitar un posible cortocircuito.

Nunca deben usarse luces eléctricas sobre árboles metálicos, ya que los niños pueden electrocutarse si lo tocan.

En cuanto al pesebre, es fundamental no usar figuras pequeñas para evitar que se atraganten. Asimismo, no utilizar aserrín o musgo seco y preferir el papel o cartón para prevenir que se lo traguen. En ningún caso, pulverizar con nieve artificial, ya que podrían chuparla.

Por último, y lo tan esperado por los niños, los regalos. La especialista recomienda que deben ser adecuados a su edad y es fundamental leer las instrucciones antes de que jueguen con ellos.

Asimismo, los menores de 10 años no pueden usar juguetes que se conecten a la electricidad. Además hay que asegurarse que no tengan piezas pequeñas, especialmente, vigilar los juegos con imanes porque si los ingieren pueden producir graves consecuencias.

Por último, aleje a los niños de globos rotos, porque si se los tragan pueden asfixiarse. Además, se deben quitar cordones y cintas a los regalos antes que los más pequeños los abran evitando ponérselos en el cuello.