Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Salto: una prueba con alta exigencia

Salto: una prueba con alta exigencia

13/04/2014
1 min lectura

Compartir en:


Para muchos el salto de altura es una de las pruebas más desafiantes en el atletismo. Actualmente, el récord mundial en esta disciplina es del cubano Javier Sotomayor, quien en 1993 alcanzó este lugar, el que ha mantenido por 20 años.
 
Al igual que él, los atletas que tienen los récords en otros tipos de salto -como el de longitud o el con garrocha (o pértiga)- también se han mantenido en el podio por alrededor de 20 años, al dejar en la década de los 90 'la vara demasiado alta'. Estos resultados son producto de un duro trabajo de entrenamiento focalizado en aspectos específicos.
 
El doctor Gonzalo Fernández, médico deportólogo de Clínica Alemana, explica que en estos casos la clave es contar con un buen desarrollo de la fuerza y potencia muscular, además de habilidades como agilidad, coordinación, balance, equilibrio y flexibilidad. El biotipo también es importante, ya que para lograr un mayor alcance lo ideal es que sean personas con una altura adecuada.
 
'En general, se recomienda partir con este tipo de disciplina de manera más intensa después de los 12 o 13 años, cuando el esqueleto y las características del aparato locomotor están mejor desarrollados', agrega.
 
En cuanto a la alimentación, lo principal es tener una dieta balanceada, con una distribución adecuada de macronutrientes y micronutrientes que permitan un aporte suficiente de energía para desarrollar la actividad física y, a la vez, una recuperación adecuada posterior a la práctica deportiva. 'Los suplementos no son necesarios a menos que se pesquise algún déficit nutricional en las evaluaciones médicas', aclara.
 
RIESGOS
Las lesiones más comunes en quienes practican salto de altura se producen por sobrecarga y son las de ligamentos (esguinces) y tendones (tendinopatias patelar, auileana, etc), además de las fracturas por estrés (producto del impacto repetido). También hay lesiones producidas por traumatismos agudos, como contusiones, esguinces, ruptura de ligamentos, entre otras.
 
La principal manera de prevenirlas es teniendo una carga de entrenamiento adecuada y desarrollando técnicas para potenciar habilidades relacionadas con coordinación, agilidad y flexibilidad.
 

En caso de lesión, las primeras medidas que se deben tomar son aplicar hielo, inmovilizar en el momento y llevar a un servicio de urgencia para determinar la gravedad y el tratamiento a seguir.


Programa Pro Deporte

Teléfono: 2210 1077 - 2210 1295