Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Este verano 2015: ¡A comer y disfrutar fruta!

Este verano 2015: ¡A comer y disfrutar fruta!

05/02/2015
1 min lectura

Compartir en:

En esta época, aparece en el mercado una gran variedad de frutas que no está disponible durante el resto del año. Además del abanico de sabores y colores que aportan, también cuentan con diversas propiedades que las convierten en un gran aliado de la salud.

A continuación, la nutricionista de Clínica Alemana Rinat Ratner, explica cuáles son sus principales características y beneficios.

Cerezas: altas en fibra. Contienen más de un 75% de agua. Ricas en flavonoides, vitamina c y carotenos.

Ciruela: abundante en vitamina la A, importante para el funcionamiento de la piel y retina. También tiene vitaminas B y C, en escasa cantidad. Contiene minerales como hierro, calcio, fósforo, magnesio, potasio, sodio o sal de mar y manganeso. Cuando está seca cuenta con gran cantidad de azúcar, pero fresca tiene muy poca.

Damasco: alto contenido de minerales, ricos en vitamina A y ayuda a combatir el colesterol malo (LDL), lo que contribuye a prevenir enfermedades del corazón.

Durazno: rico en potasio y caretonoides, que mejoran el funcionamiento de la piel. Regula la digestión, ya que son una buena fuente de fibra.

Frutilla: destacan por su alto contenido de vitaminas C y flavonoides, potentes antioxidantes. Además, contiene ácido elágico, lo que les confiere un alto poder antiplaquetario evitando la formación de trombos y con ello los infartos.

Higo: buena fuente de vitamina C, betacarotenos, potasio, magnesio y fósforos. Si se come seco proporciona menos de un 20% de agua, aumenta tres veces su contenido calórico, pero incrementa sus propiedades nutricionales, entre ellas el potasio y la fibra. Contiene cradina, fermento digestivo que en conjunto con su alto aporte de fibra favorece un adecuado tránsito intestinal.

Melón: rico en vitamina A, importante para el funcionamiento de la piel y retina. Rico en vitamina C, antioxidante que previenen enfermedades cardiovasculares, degenerativas y cáncer. Buena fuente de potasio, que contribuye a regular los niveles de presión arterial. Además, es muy bajo en calorías.

Sandía: gran hidratante, contiene un 91% de agua. Buena fuente de vitamina C, carotenos y licopenos, todos ellos excelentes antioxidantes. Además se le confiere un ligero efecto diurético.