Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Running: todo lo que una mujer debe saber

Running: todo lo que una mujer debe saber

02/12/2015
2 min lectura

Compartir en:

Hasta 1970, a niñas y mujeres se les prohibía participar en maratones porque existía el concepto erróneo de que ellas no eran fisiológicamente aptas para actividades en las que se necesitara resistencia. Sin embargo, en los Juegos Olímpicos de 1984, la corredora americana Joan Benoit ganó la medalla de oro en la primera maratón olímpica para mujeres, igualando la marca de hombres.

El doctor Christian Ortiz, traumatólogo de Clínica Alemana, explica que a pesar de las diferencias biológicas con los varones, en cuanto a fuerza y capacidad aeróbica, esta práctica deportiva ayuda a potenciar estas dos áreas, además de la resistencia, de forma similar en ambos sexos. “La única diferencia es que las mujeres no pueden tener tanta hipertrofia muscular como ellos, debido a la menor presencia de testosterona”, agrega.

Las lesiones de las mujeres que trotan son bastante similares a las que sufren los hombres, en ambos sexos se originan por sobrecarga, como tendinitis, fracturas por estrés, lesiones musculares, entre otras. El doctor Gonzalo Fernández, deportólogo del Programa Pro Deporte de Clínica Alemana, sostiene que “ellas pueden probablemente tener una mayor proporción de lesiones de rodilla y musculares, sin embargo, estas se pueden reducir o evitar con un adecuado entrenamiento”.

También hay que considerar que si la práctica es extrema, las mujeres pueden presentar amenorrea (ausencia de regla) por ejercicio, con lo que se exponen a osteoporosis precoz, patología que aumenta el riesgo de fracturas por stress.

La importancia de elegir la vestimenta correcta

A quienes practican este deporte, se les recomienda usar ropa de una tela que no absorba el agua (tipo dry-fit) y que resulte cómoda. Asimismo, es muy importante tener un sostén adecuado, ya que cualquier práctica que signifique un movimiento pendular de las mamas (trote, deportes de pelota, atletismo, etc.) puede provocar sobrecarga de ciertos ligamentos, los que una vez deteriorados son imposibles de recuperar.

Pero sin duda el factor más importante en una runner es usar las zapatillas correctas, es decir, adecuadas para su peso y para el terreno de entrenamiento, de manera de disminuir riesgos de lesiones por sobrecarga.

Por último, hay que tener presente que tanto para hombres como para mujeres, los beneficios del running son tanto físicos y psicológicos como de autosatisfacción personal.

Medidas preventivas:

• Es fundamental someterse a un chequeo médico preventivo antes de iniciar o retomar una actividad deportiva, ya que pueden existir condiciones o enfermedades que hacen riesgosa esta práctica o que requieren un tipo específico de ejercicios que puede ser más beneficioso en términos de salud

  • Se recomienda aumentar la ingesta de calcio desde 1.200 mg/día a 1.500 mg/día.
  • Como la deficiencia de hierro es cercana al 20-30% en mujeres atletas, se indica evaluación y
  • suplementación de acuerdo al caso.
  • Hidratarse antes, durante y después de correr. Mientras se realizan entrenamientos de larga
  • duración, se deben utilizar preferentemente bebidas isotónicas.
  • Usar protector solar de un factor superior a 30. Lo ideal es aplicarlo 20 minutos antes de la exposición al sol y repetir cada dos o tres horas, sobre todo, si la persona se moja o transpira.