Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Enfermedad celiaca: la importancia de detectarla en la infancia

Enfermedad celiaca: la importancia de detectarla en la infancia

19/07/2016
2 min lectura

Compartir en:

En algunas personas, puede manifestarse con síntomasy en otras de manera silenciosa. Se trata de la enfermedad celiaca, una patología que afecta a todo el organismo y que involucra un proceso inflamatorio crónico del intestino delgado gatillado por la intolerancia al gluten, proteína presente en la harina de cereales como el trigo, el centeno y cebada.

Afecta a personas genéticamente susceptibles y se puede presentar con sintomatología gastrointestinal,después de un tiempo de exposición al gluten. En un lactante, generalmente, surge entre los 8 y 24 meses de edad, luego de la introducción de papillas con esta proteína en su dieta.

El doctor Francisco Alliende, gastroenterólogo infantil de Clínica Alemana, explica que las molestias digestivas pueden incluir diarrea crónica, constipación, inapetencia, vómitos, distensión y dolor abdominal crónico, entre otros. También puede haber inapetencia progresiva y malabsorción de nutrientes con el consiguiente deterioro nutricional.

La enfermedad celiaca consisten en la intolerancia al gluten,proteína presente en la harina de cereales como el trigo, el centeno y cebada.

“En otros casos, puede ser asintomática y solo se descubre con exámenes de sangre realizados por otros motivos o cuando se busca la enfermedad en familiares de celíacos ya diagnosticados”, explica el especialista.

En niños mayores, suele presentarse con uno o pocos síntomas, predominantemente no digestivos, como compromiso del estado general, malnutrición, talla baja, irritabilidad, anemia, aftas recurrentes, retraso de la pubertad, alteraciones del esmalte dentario, dolores articulares, artritis, entre otras.

Los riesgos de no tratarla

Dado que es una enfermedad sistémica y crónica, el retraso en el diagnóstico afecta a muchos sistemas del organismo y, en algunos casos, en forma irreversible. “Esto es especialmente relevante si se considera que puede afectar la altura final del menor. Lo mismo puede ocurrir con la mineralización ósea (osteoporosis) y otros aspectos nutricionales”, sostiene el gastroenterólogo infantil.

Además, los pacientes celíacos que no están en tratamiento con una dieta sin gluten estricta, tienen más probabilidadesde desarrollar enfermedades como cáncer (adenocarcinoma del intestino delgado o linfoma). Sin embargo, una dieta bien llevada, es capaz de revertir este riesgo.

Relación con otras patologías

La enfermedad celíaca puede asociarse a otras patologías, lo que en cierta medida se puede explicar porque comparte algunos marcadores genéticos de riesgo. Estos pacientes tienen más probabilidades de padecer algunas condiciones autoinmunes como la dermatitis herpetiforme, hepatitis autoinmune, tiroiditis autoinmune, diabetes mellitus tipo 1, síndrome de Sjögren, artritis crónica juvenil, nefropatía por IgA, déficit selectivo de IgA, entre otras.

“Si bien es cierto que el gluten no es responsable de estas patologías asociadas, una dieta bien llevada podría ayudar al control de estas enfermedades, por ejemplo, en la diabetes, una alimentación sin gluten no revierte la condición, pero sí facilita el control de la glicemia”, explica el especialista.

Tambiénexisten condiciones genéticas en la cuales se observa con mayor frecuencia la enfermedad celíaca, como en el síndrome de Down, síndrome de Turner y síndrome de Williams.

Los siguientes son algunos alimentos que contienen gluten:

  • Caldos en sopas y cubitos de sopa concentrados
  • Pan rallado y crutones
  • Alimentos fritos
  • Imitación de pescado
  • Jamonadas y vienesas
  • La mayoría de papitas fritas y caramelos
  • Aliños para ensaladas
  • Pavo en su jugo
  • Salsa de soya
  • Arroz y pastas variadas

Siemprehay que asegurarsede chequear la etiqueta nutricional para los ingredientes y aditivos que contengan gluten.

Equipo de Pediatría