Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

La importancia de desayunar todos los días

La importancia de desayunar todos los días

07/05/2016
1 min lectura

Compartir en:

Son muchos los que se levantan a apurados y no toman desayuno o comen algo rápido camino al trabajo, práctica que tiene un efecto directo en la capacidad del cuerpo de iniciar adecuadamente un nuevo día.

A primera hora de la mañana, el organismo lleva entre ocho y diez horas sin recibir alimento, lo que significa que al despertar los índices de azúcar en la sangre (glucosa) se encuentran más bajos de lo habitual.Por eso, es necesario tomar desayuno, de manera que realice las actividades cotidianas como corresponde.

Omitir el desayuno afecta, negativamente, el rendimiento físico e intelectual.

Andrea Valenzuela, nutricionista de Clínica Alemana, explica que saltarse el desayuno afecta el estado físico, psíquico y nutricional, ya que entre otras cosas genera decaimiento, falta de concentración y mal humor, debido al déficit de glucosa - principal combustible energético- que produce el ayuno.

Esto repercute en el rendimiento tanto a nivel laboral como académico. ”En edades escolares, por ejemplo, condiciona el aprendizaje porquela capacidad de expresión, memoria, creatividad y resolución de problemas quedan particularmente afectadas”, precisa.

Beneficios para la salud

El desayuno debe cubrir el 20% de las necesidades energéticas diarias y la idea es que se consuma a más tardar dos horas después de haber despertado. Según la especialista algunos de beneficios para la salud son:

  • Mejora del estado nutricional: Haber tomado desayuno permite que, al momento de ingerir las otras comidas del día, sea más fácil optar por alimentos con menos grasa y más ricos en fibra, vitaminas y minerales.
  • Control del peso: el hecho de repartir las calorías durante el día en cuatro o cinco comidas, ayuda a que no se sobrecargue ninguna de ellas. Esto también contribuye a evitar “picotear” entre horas (snacks, golosinas, dulces, bebidas azucaradas, entre otros).
  • Rendimiento físico e intelectual: las personas que omiten el desayuno ponen en marcha una serie de mecanismos a nivel orgánico, como el descenso de la hormona insulina y aumento de cortisol y sustancias como la adrenalina, dopamina, entre otras. Estos cambios hormonales alteran o condicionan la conducta e influyen negativamente en el rendimiento físico e intelectual.

Desayuno completo

Esta comida debe incluir un alimento de cada uno de los siguientes grupos:

  • Un cereal: por ejemplo, pan (idealmente integral), tortilla, avena o cereal de caja saludable (bajo en azúcar, sodio y rico en fibra).
  • Un vegetal: evitar los jugos naturales, se recomienda comer la fruta entera o verdura (tomate, rúcula, lechuga, pepinillos en al pan acompañados de aceite crudo oliva o canola)
  • Algún alimento rico en proteína: como huevo (no frito), jamón de bajo contenido graso, leche, quesos magros, yogurt bajo en grasas y azúcares, entre otros.
  • Consumir azúcar con moderación, no más de dos cucharaditas de té rasas para un tazón. Si presenta sobrepeso u obesidad se recomienda usar endulzante no calórico, por ejemplo, sucralosa o estevia.

Programa Vivir Liviano