Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Estrés académico en niños: Cómo ayudarlos?

Estrés académico en niños: Cómo ayudarlos?

30/10/2017
2 min lectura

Compartir en:

Se acerca fin de año y así como los adultos se estresan con cierres de proyecto en el trabajo, eventos propios de estas fechas y otras actividades, los niños también pueden agobiarse con las mayores exigencias que surgen en el colegio.

Se debe formar y educar a los hijos sobre el uso del tiempo, la responsabilidad y la importancia de tener hábitos.

Al respecto, el doctor Alfonso Correa, jefe de la Unidad de Psiquiatría Infanto-juvenil de Clínica Alemana, explica cómo enfrentar el estrés académico.

¿De qué manera los niños demuestran el estrés?

En general, presentan cambios en su conducta. Por ejemplo, se ponen más sensibles, irritables y ansiosos, lo que a veces se traduce en dificultad para conciliar el sueño y molestias físicas (dolor abdominal o cefalea). También pueden tener problemas para concentrarse en clases y disminuir el rendimiento escolar, a pesar de esforzarse.

 

¿Cómo pueden enfrentar los padres esta situación?

Se debe formar y educar a los hijos sobre el uso del tiempo, la responsabilidad y la importancia de tener hábitos. Es útil que aprendan a evitar la competitividad que pone el énfasis en el exitismo y en ser más que los demás.

Los padres deben ayudar a sus hijos a ser responsables en sus estudios, pero también consigo mismos, en relación a su autocuidado, es decir, que respeten sus horas de sueño, se alimenten de manera saludable y dediquen tiempo al esparcimiento y ocio.

¿Qué hacer cuando el estrés académico afecta la vida cotidiana?

Frente al niño que ya está sobreexpuesto, hay que escucharlo, acogerlo, no minimizar sus reacciones ni criticarlo, porque esto agrega una nueva tensión. Si hay una sobrecarga, se puede hablar con el colegio para ver la posibilidad de disminuirla en forma temporal para ese alumno, ya que está provocando síntomas perjudiciales.

Recomendaciones para lidiar con el estrés

Reconocer limitaciones propias
Tener espacios de esparcimiento y deporte
Respetar los tiempos de sueño
Limitar el uso de pantallas (tablet, celulares, televisión, etc)

Departamento de Pediatría: 222101015