Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Los beneficios de tener hábitos de estudio

Encuesta Clínica Alemana:

Los beneficios de tener hábitos de estudio

23/04/2017
2 min lectura

Compartir en:

Con el propósito de obtener información sobre la presencia de hábitos de estudios en los escolares, Clínica Alemana realizó una encuesta vía correo electrónico a aquellos pacientes con hijos entre 5 y 16 años, para conocer su percepción sobre este tema. El cuestionario fue contestado por 385 personas, que constituyen la muestra final. El 83% de los entrevistados correspondió a mujeres.

El análisis de los datos, realizado por Search Consultores, reveló que el 17% de los padres considera que sus hijos no cuentan con hábitos de estudio, el 17% que tienen pocos, el 29% cree que “más o menos” y el 37% respondió que “bastantes”.

Más hábitos de estudio, menos estrés

Casi dos tercios de los encuestados sostienen que sus hijos cuentan con calificaciones superiores a nota 6 en el área científico-humanista, grupo donde es significativo el segmento que tiene “bastantes” hábitos de estudio. En concordancia con esto, la doctora Verónica Burón, neuróloga infantil de Clínica Alemana, explica que está comprobado que contar con rutinas de estudio adecuadas tiene directa relación con un mejor rendimiento académico y con la organización de los tiempos, lo que repercute positivamente en la calidad de vida de los estudiantes.

Respecto al volumen de tareas dada por el colegio, 48% de los entrevistados estima que la cantidad es “justa” y solo el 34% considera que es “mucha” o “demasiada”.

Además, un tercio dice que sus hijos están “algo estresados” por los deberes escolares y un 6% comenta que están “muy estresados”, lo que se evidencia más en quienes no cuentan con hábitos de estudio. “Esto podría deberse a que este último grupo suele tener calificaciones más bajas, por lo que padres y profesores están encima, exigiéndoles más. Asimismo, generalmente estudian en el último momento. Todo esto aumenta la presión y nivel de estrés”, comenta la neuróloga infantil.

En estos casos, su recomendación es, en primer lugar, consultar con un especialista para descartar que exista un problema de aprendizaje u otro que esté interfiriendo en su rendimiento. Luego, aconseja evaluar, con la ayuda de la profesora y el equipo del colegio, posibles alternativas para elaborar una adecuada estrategia de estudio y, si es necesario, considerar el apoyo de una psicopedagoga que pueda entregar técnicas acordes a los requerimientos del niño.

Estudiar solo o acompañado

De acuerdo al 57% de los encuestados, sus hijos estudian solos, comportamiento que se observa más en aquellos con mayores hábitos de estudio y también a medida que aumenta la edad.

En tanto, el 39% declara que los niños estudian con uno de los papás, práctica que es mayor en quienes no tienen hábitos de estudio y menor en los que poseen “bastantes”.

En cuanto a las edades, los resultados muestran que aún estudian con los papás más de la mitad de los niños entre 10 y 12 años (53%), y un 11% de quienes tienen entre 13 y 16.

Al respecto, la doctora Burón comenta que después de los 10 años de edad se espera que los alumnos vayan adquiriendo mayor autonomía. “Es importante que el menor sepa que la responsabilidad de realizar los deberes escolares es de él, no de los papás, lo que no significa que no pueda pedir ayuda a estos si es necesario”, precisa.

La relación con las actividades extraprogramáticas

La encuesta también revela que, según lo indicado por los padres, quienes tienen más hábitos de estudio realizan más deporte fuera del horario de colegio u otras actividades extraprogramáticas.

Esto coincide con la evidencia científica que existe a nivel internacional. De acuerdo a la doctora Burón, hay diferentes investigaciones que dicen que efectivamente existe una relación entre hábitos de estudio, buen rendimiento escolar y realización de actividades extracurriculares. “Esto se atribuye a una mejor organización y una mayor satisfacción personal, lo que motiva a una actitud más positiva hacia el estudio, además permite organizarse mejor”, explica la especialista.