Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Síndrome corazón de atleta: una adaptación normal en deportistas de elite

Síndrome corazón de atleta: una adaptación normal en deportistas de elite

09/03/2017
1 min lectura

Compartir en:

Si se realiza una gran cantidad de actividad física de manera diaria, al poco tiempo el corazón se acostumbra a trabajar a mayor intensidad y de va aumentando su tamaño. Esta condición, que se conoce como el síndrome del corazón de atleta, se presenta principalmente en deportistas de alto rendimiento y no reviste ningún riesgo para la salud.

El corazón de atleta se caracteriza por un aumento en el tamaño ventricular izquierdo y del grosor de las paredes cardiacas.

“El síndrome del corazón de atleta es una respuesta adaptativa cardiaca normal que se produce al realizar actividad física regular de alta intensidad y frecuencia. No produce ninguna molestia y se caracteriza por un aumento en el tamaño ventricular izquierdo y del grosor de las paredes cardiacas, lo que le permite a un atleta mantener niveles de oxigenación sistémicos adecuados a la exigencia deportiva”, indica el doctor Gonzalo Fernández, deportólogo de Clínica Alemana.

Este síndrome se presenta habitualmente en quienes practican deportes como ciclismo, running o levantamiento de pesas, entre otros. En general, es más frecuente en adultos, ya que están sometidos a mayores cargas de entrenamiento y competenciapor un periodo prolongado de tiempo.

¿Cómo se detecta?

La pesquisa del síndrome de corazón de atleta suele ser complejo, ya que al ser una condición adaptativa, y no una enfermedad, el paciente no presenta ningún síntoma. Por ello, solo es posible diagnosticar esta alteración a través de una evaluación médica y la realización de exámenes complementarios. Estas indagaciones pueden dar cuenta de una frecuencia cardiaca más lenta de lo normal, dado que el corazón de un deportista bombea una mayor cantidad de sangre en cada latido, lo que produce que el órgano bombee más despacio.

“Generalmente, se utiliza el electrocardiograma y principalmente la ecografía cardiaca, que es un examen dinámico que permite evaluar la función y anatomía del corazón”, señala el doctor Fernández.

Si bien esta condición es normal en los atletas, el deporte de alto rendimiento puede generar otros efectos en el organismo que sí es importante detectar y tratar, por eso es importante realizarse un chequeo preventivo una vez al año para identificar lesiones o patologías de manera oportuna.