Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Recomendaciones para optimizar el uso de la bicicleta hacia una mejor salud

Día Mundial 2018:

Recomendaciones para optimizar el uso de la bicicleta hacia una mejor salud

17/04/2018
1 min lectura

Compartir en:

Junto a su irrupción como uno de los medios de transporte de mayor crecimiento frente a la congestión vial que enfrentan las grandes ciudades, la bicicleta se ha ido posicionando también como una muy buena opción para mejorar la condición física y la calidad de vida de las personas en una amplia gama de edades.
“En la lista de prioridades, la actividad física también debe estar entre las acciones del diario vivir como, por ejemplo, caminar, subir escaleras y usar bicicleta”, señala el doctor Gonzalo Fernández, traumatólogo y Jefe del Programa Pro Deporte de Clínica Alemana.
Además de representar una excelente forma de quemar calorías de manera aeróbica –aumentando el ritmo cardiaco y la circulación sanguínea, además de mejorar la resistencia– el pedaleo implica un trabajo importante de la musculatura de los glúteos y las piernas. Asimismo, su condición de ejercicio con impacto disminuye los riesgos de desarrollo de lesiones.
Para destacar sus beneficios para la salud y la movilidad sostenible de los habitantes de las ciudades, este 19 de abril se conmemora el Día Mundial de la Bicicleta, fecha en la cual se promueve el uso de este medio de transporte y se llama la atención en relación a los derechos de los ciclistas. Al respecto, cabe señalar la Asamblea General de la ONU acaba de adoptar una resolución que declara el 3 de junio como el día internacional de este medio de transporte.

Las recomendaciones a los ciclistas

Los especialistas recomiendan andar en dos ruedas por periodos de, al menos 30 minutos, con una frecuencia de entre cuatro y cinco veces por semana.
También llaman la atención respecto de que el tamaño de la bicicleta debe guardar relación con el de la persona que la va a utilizar y, en lo posible, elegir las alternativas de peso más liviano y con, al menos, 18 cambios de velocidad.
Al momento de usar la bicicleta, la recomendación es ajustar el asiento a la altura de la cadera cuando la persona esté parada al lado de esta, en tanto el manubrio debe regularse a una altura y distancia que le permita mantener la espalda recta y la pelvis en la misma línea del pedal. Asimismo, se debe utilizar un asiento o sillín confortables, junto a zapatillas de suela dura para evitar lesiones por el apoyo en los pedales.
Otro ámbito de gran importancia son las medidas de precaución en el desplazamiento por las calles. En primer lugar, es preferible utilizar las ciclovías y otros espacios indicados exclusivamente para las bicicletas, como también el uso permanente de casco y de protecciones reflectantes, principalmente si se anda en la tarde o noche. Y tener siempre presente que la responsabilidad del ciclista es respetar las señales de tránsito y andar a la defensiva.