Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Cuidados de los recién nacidos en invierno

Cuidados de los recién nacidos en invierno

04/07/2012
1 min lectura

Compartir en:

Todos los recién nacidos requieren cuidados especiales para adaptarse a su vida fuera del vientre de su madre. Sin embargo, aquellos bebés que nacen en invierno necesitan algunas medidas extras. La doctora Patricia Salinas, pediatra de Clínica Alemana, explica las más importantes.

Capas de ropa

En general, los niños usan una pieza más que los adultos. Lo importante es que sea holgada. Sin embargo, para comprobar si el bebé tiene frío o calor basta con tocarle el cuello o la frente. En caso de que tenga los pies o las manos frías, no hay que preocuparse, es normal en ellos.

Temperatura

La habitación del recién nacido debe estar a 20°, pero en el caso de los prematuros el termómetro debe subir a 22°.

Baño

No existe una hora ideal para bañarlos, pero se aconseja que sea cuando ambos padres puedan participar. Lo importante es que la temperatura ambiente sea la adecuada y que la del agua sea cercana a los 37°.

 

 

 

 

Primeras salidas

Lo ideal es no sacarlos de la casa durante el periodo invernal, salvo para sus controles médicos. En caso de salir con el bebé, la recomendación es no llevarlo a lugares públicos con mucha gente, evitar los cambios bruscos de temperatura y mantenerlos alejados de personas enfermas, sobre todo, niños.

Ropa de cama

La cuna del recién nacido debe contar con una sábana ajustada al colchón y una frazada fina para abrigarlo. Esta última debe cubrirlo solo hasta las axilas, dejando sus brazos fuera de ella, para evitar que sus movimientos tapen su cabeza. También se recomienda utilizar sacos de bebés, ya que mantiene su cara descubierta y no necesita abrigos extras.

Además de las medidas antes mencionadas, la doctora Salinas entrega algunos tips para el bienestar de los recién nacidos en invierno:

• No sobre-abrigarlos.
• Sacarles el gorro y la ropa de abrigo mientras estén en lugares cerrados (casa o auto), ya que ellos transpiran por la cabeza.
• Utilizar una frazada a la medida de la cuna. Una manta doblada equivale a dos.
• Alimentarlos con leche materna.
• No cortarles el pelo, ya que este mantiene la temperatura corporal.