Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Otitis externa: un problema más frecuente en verano

Otitis externa: un problema más frecuente en verano

11/12/2016
1 min lectura

Compartir en:

Tardes en la piscina, en el mar o en un lago son el panorama perfecto para que los niños disfruten y se recreen durante las vacaciones. Sin embargo, la humedad constante predispone a que la piel del oído se infecte con mayor facilidad. Por eso, la otitis externa aumenta notoriamente en verano.

'El oído mojado facilita la entrada de bacterias, sobre todo si se tiene el hábito de usar cotonitos que pueden causar heridas', comenta eldoctor Gonzalo Bonilla, otorrinolaringólogo de Clínica Alemana.

A diferencia de lo que sucede en la otitis media aguda, donde la infección ocurre en el oído medio, en la otitis externa, se produce desde el tímpano hacia afuera.

En algunas ocasiones, primero aparece la picazón, lo que lleva a los niños a que se rasquen y se agrave aún más la infección. El dolor intenso al aplicar presión o traccionar la oreja es otro síntoma común de esta patología, al igual que la aparición de líquido de color amarillo o verdoso y la hinchazón en la piel del canal auditivo.

'Producto de la acumulación de secreciones y del cierre del conducto, el paciente suele quejarse también por la sensación de oído tapado, pero siempre es el dolor intenso lo que más destaca en este cuadro', agrega el doctor.

¿Qué hacer?

El oportuno tratamiento de la otitis externa es de suma importancia para combatir los gérmenes con rapidez. Es importante aclarar que los remedios caseros no son recomendables en estos casos, con excepción de la aplicación de calor leve, el que en ocasiones puede ayudar a disminuir el dolor, pero no acabar con la enfermedad de raíz.

El diagnóstico se debe realizar a través de una otoscopía que permita visualizar el conducto auditivo y el tímpano. En el tratamiento, se utilizan antibióticos en gotas -que se aplican directamente dentro del oído-, además de analgésicos para controlar el dolor. Es muy importante también evitar la entrada de agua al canal auditivo por el período que el médico indique.

Medidas preventivas

- Evitar permanecer periodos extensos en el agua.
- No usar cotonitos para limpiar ni secar el conducto auditivo.
- No introducir objetos al oído en caso de picazón.