Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

La importancia de tener un sueño reparador

La importancia de tener un sueño reparador

26/02/2017
2 min lectura

Compartir en:

Alrededor de un tercio de la vida humana transcurre durmiendo, actividad que también está presente en otros seres vivos, desde la mosca de la fruta a mamíferos en general.

La doctora Victoria Mery, neuróloga del Centro de Trastornos del Sueño de Clínica Alemana, explica que en el ser humano, dormir es un fenómeno variado y complejo que tiene un rol vital en la salud y bienestar a lo largo de la vida”.

“El sueño tiene múltiples funciones, entre ellas, la de restauración, la adaptativa y la de preservación, que incluyen biosíntesis de moléculas como proteínas, regulación de metabolitos, selección de conexiones neuronales, generación de nuevas neuronas y mantención del sistema inmune. Todo esto permite que procesemos la información que hemos adquirido en el día y ‘modulemos’ nuestras conductas y accionar, además de ayudar a reorganizar los pensamientos, lo que ayuda a que despertemos descansados y listos para afrontar un nuevo día”, afirma.

Por eso es tan importante tener un sueño reparador, es decir, de buena calidad y en la cantidad adecuada. Respecto al número de horas aconsejadas, la especialista destaca que “un adulto requiere en promedio ocho horas, sin embargo, existe una amplia variabilidad individual, por eso lo importante es dormir lo suficiente para amanecer fresco y descansado al día siguiente”.

La principal patología de nuestro siglo es dormir menos de lo que corresponde.

Cuando esto no ocurre, es posible que se esté frente a un trastorno del sueño. Los más comunes son:

  • Insomnio: dificultad para conciliar el sueño o mantenerlo durante la noche.
  • Apnea obstructiva del sueño: interrupción o pausa de la respiración mientras se duerme.
  • Síndrome de piernas inquietas: sensación de incomodidad en las piernas mientras se está en reposo, la que se alivia al moverlas.
  • Narcolepsia: somnolencia excesiva durante el día a pesar de tener un sueño de buena calidad.

En estos casos, es muy importante consultar a un especialista, ya que el mal dormir puede tener diversas consecuencias en la salud y calidad de vida, como excesiva somnolencia diurna, menor concentración, irritabilidad y trastornos del ánimo, lo que repercute en el rendimiento intelectual y físico. Además, se puede asociar al desarrollo de enfermedades como obesidad, patologías cardiovasculares, hipertensión, diabetes y envejecimiento cerebral prematuro.

“Si bien hemos ido tomando conciencia de la importancia de tener un sueño de buena calidad y hoy sabemos más de las enfermedades que lo afectan, es importante tener en cuenta que, en este campo, la principal patología de nuestro siglo es dormir menos de lo que corresponde. Esto tiene consecuencias tan graves como otros trastornos, el problema es que tenemos poca conciencia de nuestra falta crónica de sueño”, enfatiza la especialista.

Consejos para dormir bien

Existen varias recomendaciones que pueden ayudar a lograr un sueño reparador, aunque es importante aclarar que no son suficientes en caso de existir un trastorno del sueño.

  • Mantener horarios regulares: esto incluye idealmente actividades como comer y dormir.
  • Reservar el dormitorio solo para el reposo y la intimidad.
  • Evitar la cafeína en la tarde, especialmente si se sufre de insomnio.
  • Restringir el consumo de alcohol.
  • No fumar.
  • Hacer ejercicio de forma regular (evitar practicarlo muy tarde porque acelera el metabolismo, lo que perjudica la calidad delsueño).
  • Mantener una alimentación balanceada.
  • Desconectarse de las preocupaciones diarias.
  • Usar ropa adecuada para dormir.
  • Limitar el uso de aparatos electrónicos en la noche (televisión, celular, tablet, etc).

Charla gratuita
“Las consecuencias insospechadas de dormir poco”

  • Expositora: Dra. Victoria Mery, neuróloga
  • Fecha: lunes 20 de marzo
  • Horario: 19:00 h.
  • Lugar: Aula Magna
Inscríbete aquí