Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Control de la obesidad, un tema de salud que no puede esperar

Control de la obesidad, un tema de salud que no puede esperar

14/05/2020
2 min lectura

Compartir en:

Según los últimos datos de la OCDE, el 74% de la población adulta en Chile tiene sobrepeso u obesidad, lo que nos sitúa en el número uno de este ranking entre de los países de esa organización.

Una realidad que en el caso de la obesidad trae consigo más riesgo cardiovascular y favorecimiento del desarrollo de diabeteshipertensión arterial, dislipidemia (colesterol y triglicéridos elevados), hígado graso, apnea del sueño y enfermedades articulares, como artrosis de rodilla, entre otros problemas a la salud.

A lo anterior, en esta época de pandemia se agrega que la evidencia y estudios que existen hasta ahora han demostrado que en el caso del Coronavirus Covid-19 existe una asociación entre la obesidad y un mayor riesgo de desarrollar complicaciones.

A pesar de que aún no existen certezas, “creemos a que está asociado a que las personas obesas, sobre todo obesas mórbidas, pueden tener algún tipo de alteración en su inmunidad, porque ser obeso puede significar no necesariamente estar bien nutrido”, explica la doctora Karen Salvo, nutrióloga de Clínica Alemana.

Junto con ello, algunas las patologías asociadas a la obesidad coinciden con aquellas que ubican a los pacientes en grupos de riesgo.

 

Alternativas con ayuda de especialistas

 

Cuando hay trastornos en la alimentación y en el peso y hay un riesgo de obesidad, es crucial que la persona tome conciencia de su problema y pida una evaluación médica.

La base de cualquier tratamiento para bajar de peso es la educación y apoyo en el cambio de hábitos para lograr mantener una alimentación saludable y realizar ejercicio físico.

En ciertos casos, cuando hay trastornos de la conducta alimentaria hay que recibir apoyo psiquiátrico y también psicológico para mejorar hábitos y controlar la ansiedad, entre otros factores.

Se debe considerar que el uso de fármacos y la cirugía bariátrica dependerá de la evaluación de cada paciente, de su estado de salud y de cuánto peso necesita perder.

Pero hay que tener en cuenta que un tratamiento serio y efectivo debe realizarse de forma multidisciplinaria para que se ajuste a las necesidades de cada paciente. El Programa Vivir Liviano de tratamiento integral de obesidad para adultos de Clínica Alemana ofrece las opciones de Programa Médico y Programa Quirúrgico.

Aquí los pacientes son evaluados por un grupo multidisciplinario compuesto por nutriólogos, cirujanos, psiquiatras, nutricionistas, psicólogos, kinesiólogos y enfermeras.

El objetivo es entregar un tratamiento flexible y adecuado al perfil de salud de cada paciente, motivando en él cambios de hábitos en su alimentación y actividad física que le permitan liberarse del sobrepeso y lograr una vida saludable.

Con el fin de evitar contagios de Coronavirus Covid-19, en este periodo, Clínica Alemana ha establecido un estricto protocolo de atención presencial. De la misma forma, existe la alternativa de agendar una hora médica a través de Alemana Go para una cita online con un especialista.

 

Recomendaciones generales para una vida liviana en aislamiento social

 

En esta época de pandemia, el primer llamado es a mantener todas las medidas de prevención de contagio: lavarse las manos correctamente de forma frecuente, usar mascarillas cuando esté indicado, evitar salir de la casa a menos que sea estrictamente necesario y toser o estornudar cubriéndose con el pliegue del codo o con un pañuelo desechable.

También es importante en este periodo “cuidar la salud mental, que es lo que tenemos que hacer todos. Son días difíciles, de mucha incertidumbre, de mucha angustia, de estar encerrados teniendo que hacer nuestro trabajo y convivir con las múltiples demandas que hay en la casa”, explica la doctora Salvo.

Para esto es fundamental que aquellas personas que están pasando mucho tiempo en sus hogares busquen rutinas: mantengan un orden en los horarios de las comidas, en los que se trabaja, descansa y en aquellos para recrearse.

Junto con tener tiempos ordenados para las comidas, la alimentación debe ser variada, completa y saludable. Además, “darnos cuenta de cuándo es el momento de comer. El cuerpo nos dice, nos hace sentir hambre y hay que responder frente a esa sensación de hambre. Al mismo tiempo hay que saber responder a la sensación de saciedad”, apunta la especialista.

Y también añade: “Entrenarnos en estar más atentos a cuánto nuestro cuerpo necesita que comamos y cuándo también necesita que paremos de comer, nos va a permitir cuidar mucho más nuestro peso y también nuestra salud”.