Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Aumento de tos convulsiva

Aumento de tos convulsiva

20/11/2011
1 min lectura

Compartir en:

Las regiones Metropolitana, de Valparaíso, del Bío-Bío y de Aysén son las más afectadas por un repentino aumento de coqueluche en la población. Durante el año 2011 la tasa de incidencia se ha duplicado, en comparación con el año anterior.

El doctor Pablo Vial, infectólogo infantil de Clínica Alemana, dice que “según el informe epidemiológico del Ministerio de Salud, durante el año 2011, hasta el 5 de noviembre, la tasa de incidencia acumulada de esta patología correspondió a 10,5 por cien mil habitantes (1.805 casos), cifra que duplica a la del año 2010 durante este mismo periodo (545 casos)”.

Por esto, recomienda vacunar a los niños de acuerdo al plan ministerial, a lo que puede agregarse la vacunación al personal de salud que tiene más relación con menores y a los padres que hayan tenido un recién nacido. Además, el especialista aconseja incluir tos convulsiva en el diagnóstico diferencial de tos prolongada en niños y adultos.

 

La principal medida de prevención es la vacuna que, en Chile, se aplica a los 2, 4, 6 y 18 meses y luego, a los 4 años. Forma parte de la vacuna DPT, que también combina toxoides que protegen contra el tétanos y la difteria.

Para los mayores de cuatro años existe la vacuna Tdap, en que la inoculación contra el colqueluche o pertussis se cambia por una forma acelular (por eso se usa la “a” antes de la “p” de pertussis) y que, desde el próximo año, reemplazará a la vacuna actual. Laventajade esta formulación acelular de la vacuna es que produce significativamente menos reacciones secundarias y es más eficaz para prevenir la infección.

Lapatología, también conocida como tos convulsiva o tos ferina, es causada por la bacteria Bordetella pertussis y produce una tos que se presenta en ataques y persiste por muchas semanas. Como es tan fuerte, puede producir vómitos, apneas, dificultad para alimentarse y respirar, y pequeñas hemorragias en los ojos. La enfermedad es particularmente grave en niños menores de 1 año. Es altamente contagiosa por vía aérea y puede afectar a personas de cualquier edad.

El coqueluche se trata con antibióticos, los que tienen un mayor efecto cuando se diagnostica temprano. Los lactantes menores de 1 año pueden necesitar hospitalización por los graves problemas respiratorios que podrían presentarse. Cuando la tos impide a la persona alimentarse, se administra líquido de manera intravenosa.

“La tos en esta enfermedad, causada por una toxina producida por la bacteria, puede persistir por semanas o meses, aun cuando la bacteria ha sido controlada con antibióticos. El manejo de este síntoma puede ser difícil y requiere indicaciones de especialistas”, concluye el doctor Pablo Vial.

Servicio de Infectología
Teléfono: 2101101