Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

10 mitos y verdades sobre la alimentación

10 mitos y verdades sobre la alimentación

23/03/2014
2 min lectura

Compartir en:

1. Muchas personas engloban los alimentos en dos grupos: los que engordan y los que no engordan.

Esta simplista clasificación carece de fundamento nutricional y puede provocar que sigamos una dieta inadecuada.


Todos los alimentos, excepto el agua, aportan calorías. El valor energético calórico de un alimento concreto o un plato está determinado por su contenido, sus macronutrientes (proteínas, grasas y carbohidratos), y por la cantidad que la persona consuma.
La clave es comer de todo de forma equilibrada y saludable, en las proporciones adecuadas según las necesidades individuales.

2. El pan engorda
También se dice que la pasta, el arroz, las legumbres o las papas engordan, cuando no es así. Todos estos alimentos proporcionan hidratos de carbono, nutriente que debe representar entre 50-60% del total de calorías de la alimentación. Cuando su consumo excede las necesidades individuales se sube de peso. Además, la verdad es que en muchos casos lo que aumenta las calorías del pan es el acompañamiento (mantequilla, embutidos, quesos, etc.), la mayoría, alimentos ricos en grasas.

3. La fruta debe consumirse antes de almorzar

Una fruta aporta las mismas calorías antes o después de las comidas. Si se consume antes produce saciedad, ya que contiene fibra. El orden en que se ingieren los alimentos no influye en el total de calorías diarias.

4. El consumo de agua, durante la comida, hace que se asimile el doble
El agua no aporta calorías, ya que no contiene nutrientes. Por lo tanto, no engorda aunque se tome antes, durante o después de las comidas.

5. Los alimentos integrales son de consumo libre

Los alimentos integrales aportan más fibra, pero la composición en el resto de nutrientes es similar, es decir, no tienen un menor aporte calórico. Lo interesante de la fibra es que mejora el tránsito intestinal, contribuye a reducir los niveles de glicemia y colesterol de la sangre, y previene enfermedades como el cáncer. Se aconseja incluir en la dieta productos integrales por estas razones, pero no como método para reducir calorías.

6. El aceite de oliva no engorda
El aceite de oliva, al igual que el resto de aceites, aporta 9 calorías por cc, , por lo que se debe moderar su consumo en caso de exceso de peso. Una cuchara sopera (10 cc) de aceite (oliva, girasol, maíz) aporta 90 calorías. Cuidado al aliñar las ensaladas.

7. Es más saludable el aceite que la mantequilla
Sí, porque al ser de origen vegetal no contiene colesterol. La mantequilla en cambio, es de origen animal y, por lo tanto, posee colesterol.

8. El jugo de pomelo en ayunas quema las grasas
Falso. El jugo de pomelo al igual que otras frutas aporta fructosa, la cual si se consume en exceso se acumula como grasa.

9. Los productos rotulados light son de consumo libre
Falso. Los descriptores light o diet son nombres de fantasía. A estos alimentos se les ha reducido la cantidad de sodio, grasas, azúcares o colesterol con respecto al alimento original, pero no quiere decir que son de consumo libre o para bajar de peso-.

10. Hay que eliminar las grasas de la alimentación
No es así. Las grasas aportan ácidos grasos esenciales que nuestro cuerpo no es capaz de sintetizar. Las grasas saludables son las de origen vegetal, como las grasas mono y poliinsaturadas. Estas están presente en la palta, aceite oliva, canola, frutos secos, entre otros.

Este texto se realizó con la colaboración de la nutricionista María José Concha.