Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Día Mundial del Ataque Cerebrovascular: actuar a tiempo es clave

Día Mundial del Ataque Cerebrovascular: actuar a tiempo es clave

28/01/2014
1 min lectura

Compartir en:

Cuando el flujo de sangre en una parte del cerebro se detiene está ocurriendo un ataque cerebrovascular (ACV). Si esto sucede, las células cerebrales pueden morir, lo que causa daño permanente. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) anualmente, seis millones de personas fallecen por esta patología, lo que la convierte en la segunda causa de muerte. Además, es la primera de discapacidad entre los adultos a nivel global.

Aunque esto suene alarmante, es posible protegerse de los ataques cerebrovasculares y disminuir la mortalidad y secuelas que muchas veces provocan. Con este propósito, se creó el Día Mundial del Ataque Cerebrovascular, una iniciativa que tiene como objetivo insistir en la prevención de esta enfermedad; para ello es necesario conocerla más, aprender a identificar sus síntomas y a actuar con rapidez. De esta manera, es posible evitar hasta el 90% de estos ataques.

El ataque cerebrovascular es una emergencia que debe tratarse de inmediato, por lo tanto, es fundamental seguir estos pasos:

Para prevenir:

  • Consume menos sal.
  • Baja tu presión arterial.
  • Trata y controla toda patología cardiaca: arritmias, enfermedad de válvulas o de las arterias coronarias.
  • No fumes.
  • Modera el consumo de alcohol.
  • Practica actividad física regularmente (1 hora, 3 veces por semana).
  • Baja la glicemia (azúcar en la sangre), en particular si hay antecedentes familiares de diabetes.
  • Baja el colesterol.
  • Evita el exceso de peso (no uses medicamentos para adelgazar, ni drogas estimulantes).

Reconocer síntomas: prueba de H-B-C

Habla: se produce una alteración para hablar (lenguaje traposo, inadecuado o imposibilidad para comunicarse bien).

Brazo: No se pueden mantener los brazos extendidos por unos segundos.

Cara: la mitad de la cara está débil o caída.

¡Es HORA de actuar!

Si se distinguen estas tres señales, se debe pedir ayuda rápidamente y acudir al centro de salud más cercano.