Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Medicina del Viajero

Compartir en :

Medicina de Viajero

Viajar es una de las mejores experiencias, sin embargo, al salir del país existe el riesgo de contraer enfermedades desconocidas o poco frecuentes en Chile, como Malaria, Dengue, Hepatitis y Parasitosis Intestinal, entre otras. Clínica Alemana cuenta con el programa de Medicina del Viajero, un servicio que te permitirá vivir tu viaje con tranqulidad.

Medicina del Viajero pone a tu disposición una completa asesoría para prevenir enfermedades que se presentan en algunas zonas y que tienen relación con el clima, la situación geográfica o el saneamiento ambiental, entregándote recomendaciones de prevención e indicaciones de vacunas o tratamientos preventivos.

El programa no puede garantizar la disponibilidad de stock de vacunas u otros medicamentos indicados (como repelentes o antimaláricos) en Clínica Alemana o dentro del país.

Este programa ofrece, a un valor preferencial, la posibilidad de acceder a una atención personalizada por un equipo de médicos especialistas, quiénes analizarán tu caso en particular y te entregarán las medidas de prevención de acuerdo al lugar que vas a visitar.

Clínica Alemana está suscrita a un programa de información Epidemiológica Mundial, el cual permite dar recomendaciones precisas al paciente de acuerdo al lugar y zona del país a visitar. Esto te permitirá planificar tu viaje en forma segura y anticipada.

Consejos para disminuir el riesgo:

  • Lava tus manos con frecuencia, especialmente antes de comer y después de ir al baño.
    • Agua mineral o bebidas envasadas en lata o botellas selladas.
    • Agua previamente hervida y enfriada en recipiente cerrado.
    • Bebidas calientes como té o café.
  • No uses hielo elaborado con agua de la llave.
  • La comida recién cocinada y caliente es segura. Con el calor se destruyen los posibles microorganismos causantes de enfermedad.
  • Cualquier alimento crudo es riesgoso, particularmente en áreas con mal saneamiento ambiental.
  • Evita los alimentos de mayor riesgo tales como ensaladas, verduras y frutas no cocidas; leche no pasteurizada y sus subproductos; carne, pescados y mariscos crudos.
  • Consume fruta pelada por ti; es segura.
  • Algunos pescados de zonas tropicales pueden tener toxinas que hacen daño, incluso después de cocidos. Las áreas de mayor riesgo incluyen las islas del lado oeste de India, Pacífico tropical y Océano Índico.
  • En los niños menores de 6 meses lo recomendable es la alimentación con leche materna.

Preguntas frecuentes

Si viajas a zonas tropicales y/o países con saneamiento ambiental deficiente, es recomendable consultar antes de viajar, para determinar si es necesario tomar medidas específicas como vacunas o medicamentos preventivos. Entre los destinos que requieren consulta están aquellos que presentan riesgo de Malaria o Fiebre Amarilla.
Mientras antes mejor, especialmente en caso de viajes largos o de turismo-aventura.
Para viajes cortos, el ideal es hacerlo con al menos un mes de anticipación para poder planificar las vacunaciones necesarias. Sin embargo, aún cuando falten pocos días es preferible consultar.
  • Consulta a tu médico con anticipación sobre vacunas y/o medicamentos recomendados según el tipo de viaje y lugar de destino.
  • Si tienes alguna enfermedad, contrólate antes del viaje.
  • Es recomendable contar con un seguro de salud para el viaje.
  • En países tropicales, no te bañes en lagos o ríos de agua dulce que pueden estar contaminados con parásitos capaces de penetrar por la piel.
  • Para evitar picaduras de mosquitos y otros insectos, viste ropa delgada de manga larga y pantalón largo. Usa repelente de insectos que contengan DEET al 30- 50% o Picaridin en las zonas de piel descubierta. La ropa puede tratarse con un repelente con permetrina. No uses perfumes.
  • Evita las quemaduras solares: usa bloqueador, lentes de sol y sombrero para protegerte.
  • Sé precavido, cuídate de los accidentes de tránsito, evita el contacto con animales y no te bañes en lugares peligrosos.
  • La vacunas pre-viaje tienen como finalidad evitar enfermedades graves que se pueden contraer durante un viaje y/o cumplir con los requisitos de entrada de los países de destino. Las vacunas recomendadas dependen del destino del viaje, la duración y características del viaje (tipo de alojamiento, actividades a realizar) y de los antecedentes del viajero (edad, enfermedades previas, vacunaciones anteriores).
  • En el Vacunatorio de Clínica Alemana disponemos de todas las vacunas recomendadas para viajes que están aprobadas en nuestro país, incluyendo la de la Fiebre Amarilla. Las dosis se administran vía agenda web en la medida que se cuente con stock (limitado). Para ellos se requiere orden médica y, en los siguientes casos, debe provenir exclusivamente de un infectólogo o experto en Medicina del Viajero:
    • mayores de 60 años;
    • lactantes (entre seis y nueve meses);
    • embarazadas;
    • mujeres dando de lactar a niños entre seis y nueve meses;
    • pacientes con algún grado de inmunodeficiencia.
       
  • Las vacunas estan sujetas a disponibilidad. El costo de las vacunas y/o medicamentos no se incluye en el programa.
  • Certificados de salud para estudios en el extranjero.
  • Untersuchung auf Tropentauglichkeit nach G35, certificado de salud de la Ley G35 de Alemania.
  • Atención especial para empresas.
  • Consulta post viaje en caso de presentar alguna sintomatología.

Enfermedades

¿Qué es el virus Zika?

Es un virus transmitido por la picadura de un mosquito (Aedes aegypti), el mismo que transmite dengue, chikungunya y fiebre amarilla.

Habitualmente, la infección es asintomática o sus manifestaciones son leves, como fiebre baja, dolores articulares, conjuntivitis y manchas en la piel.

Los síntomas aparecen entre tres y doce días después de la picadura y duran entre cuatro y seis.

No hay vacuna ni tratamiento específico para esta infección, solo un manejo sintomático que consiste en reposo, tomar paracetamol para el control de la fiebre e ingerir abundante líquido.

El virus Zika puede pasar de una mujer embarazada a su feto durante el embarazo o parto.

Se ha demostrado que también puede ser transmitido por vía sexual, incluso por personas infectadas sin síntomas y por transfusión sanguínea.

Desde el año 2015, ha habido una diseminación del virus Zika por casi toda América y también está presente en zonas tropicales de Asia, África y Oceanía.

Complicaciones de la infección por virus Zika:
La infección por virus Zika puede producir graves alteraciones fetales, principalmente del sistema nervioso, microcefalia y aborto. El riesgo es durante todo el embarazo, principalmente en el primer trimestre.

También se ha observado una asociación con el síndrome de Guillain-Barré, una complicación neurológica de origen autoinmune.

Recomendaciones para quienes viajan a las zonas con circulación del virus Zika aqui Evite las picaduras de mosquitos siguiendo las recomendaciones para prevenir las picaduras aquí.

Los mosquitos Aedes pican durante el día, siendo especialmente activos dos a tres horas después del amanecer y durante el atardecer. A estas horas extreme las precauciones. En días nublados o en interiores, pican durante todo el día. El riesgo es menor en interiores con aire acondicionado.

Los mosquitos Aedes ponen sus huevos en contenedores de agua estancada. Elimínelos de sus habitaciones siempre que sea posible. Se recomienda a las personas con enfermedades crónicas graves o inmunodepresión, que consulten a su médico antes de viajar.

Prevención de la transmisión sexual de virus Zika:
Se aconseja a las mujeres embarazadas o planificando un embarazo, evitar viajar a zonas donde hay circulación del virus. Si es imperativo hacerlo, consulte a su médico.

Si ha estado en zona de riesgo de Zika, se recomienda evitar un embarazo durante seis meses en el caso de los hombres y por dos meses en las mujeres.

La transmisión sexual de Zika es especialmente preocupante en caso de embarazo. Se recomienda a las embarazadas cuyas parejas masculinas han viajado a un área afectada por este virus, el uso de preservativo cada vez que mantengan relaciones sexuales o abstenerse de hacerlo hasta el término del embarazo.

Actualmente, la OMS recomienda a todas las personas que han viajado a una zona de transmisión activa de Zika, abstenerse de tener relaciones sexuales o usar preservativo rigurosamente durante seis meses, después de haber estado en la zona para disminuir el riesgo de transmisión a sus parejas.

El dengue es causado por un virus del grupo arbovirus, el que es transmitido entre humanos por la picadura de un insecto. En regiones tropicales existen otras infecciones arbovirales como la fiebre amarilla, Chicungunya, encefalitis japonesa y muchas más.

El virus dengue es transmitido por mosquitos del genero Aedes, de los cuales la especie más importante es Aedes aegypti. Estos zancudos pican durante el día, se encuentran en áreas urbanas y rurales en diversas zonas tropicales y subtropicales de todos los continentes.

Existen cuatro serotipos distintos de virus dengue. Para todos ellos, el periodo de incubación es de 4-10 días y posteriormente se presenta un cuadro parecido al de una gripe, con fiebre, cefalea y dolores musculares (mialgias) intensos que duran 3-10 días. En una minoría de casos pueden ocurrir manifestaciones graves y peligrosas como el dengue hemorrágico. Sin embargo, esto ocurre habitualmente en personas que viven en zonas endémicas y que sufren infecciones repetidas por diferentes serotipos del virus. Por eso, estas complicaciones son muy raras en viajeros.

La distribución de este virus es muy amplia. Un quinto de la población mundial vive en zonas endémicas y cada año más de 50 millones de personas sufren la infección. Es una enfermedad emergente, es decir, que el número de casos y la distribución mundial están en aumento. Durante los últimos años se han observado múltiples brotes en diferentes continentes, incluyendo Sudamérica. En Chile, ha habido casos de dengue en Isla de Pascua en los últimos años.

Todavía no hay disponible una vacuna contra el dengue; tampoco existen otras medidas profilácticas específicas. Por eso, los viajeros pueden disminuir el riesgo de dengue solamente con medidas de protección contra las picaduras de mosquitos.

El diagnóstico requiere exámenes de sangre que detectan anticuerpos contra el virus. El tratamiento es solamente sintomático, ya que no existe una terapia específica.

La Malaria es una infección muy peligrosa. Quienes entran en zonas con malaria deben tomar precauciones específicas. Estas medidas dependen de la persona, del tipo de viaje, destino y varios otros factores, por lo que se requiere indicación personalizada

mapa

Esta enfermedad es producida por un parásito (Plasmodium) transmitido por la picadura de un mosquito o zancudo Anopheles. Cuando este insecto está infectado con el parásito lo inyecta a la persona que pica. Los mosquitos Anopheles suelen picar entre el atardecer y el alba, por lo que a esa hora en la que hay las medidas preventivas.

Los síntomas de la malaria son similares a los de una gripe, con fiebre alta, calofríos, dolores musculares y cefalea. Si no es tratada en forma oportuna puede, en algunos casos, ser muy grave.

Existen distintos tipos de Plasmodium: falciparum, vivax, ovale y malariae. El que produce la enfermedad más grave es el Plasmodium falciparum. Se manifiesta entre 1 y 4 semanas después de la picadura. Los demás Plasmodium no producen un cuadro tan serio, pero pueden causar una infección latente que se puede manifestar hasta un año después y que no se evita con los medicamentos preventivos actuales.

Si hay sospecha de malaria se debe consultar a un médico de inmediato para la realización de exámenes, de manera de confirmar el diagnóstico y determinar el tipo de parásito. La terapia debe ser guiada por un especialista.

Prevención de la malaria:

  • No existen vacunas contra la malaria.
  • Se deben evitar las picaduras de mosquitos
  • Existen medicamentos profilácticos efectivos, pero no brindan protección completa contra la infección.
  • Si se presenta fiebre hasta un año después de haber estado en una zona de malaria, se debe consultar a un médico e informarlo del viaje.
  • Todos los antimaláricos pueden tener efectos adversos. Sin embargo, como la malaria puede ser una enfermedad muy grave, es recomendable usarlos cuando está indicado. Si aparecen efectos adversos, es necesario cambiar el medicamento.

En lugares con condiciones sanitarias deficientes, son frecuentes las enfermedades transmitidas por agua o alimentos, como diarrea, hepatitis, fiebre tifoidea y otras.

Consejos para disminuir el riesgo:

  • Lave sus manos con frecuencia, especialmente antes de comer y después de ir al baño.
    • Beba solo:
    • Agua mineral o bebidas envasadas en lata o botella sellada.
    • Agua previamente hervida y enfriada en recipiente cerrado.
    • Bebidas calientes como té o café.
    • Cerveza y vino.
  • No use hielo elaborado con agua de la llave.
  • La comida recién cocinada y caliente es segura. Con el calor se destruyen los posibles microorganismos causantes de enfermedad.
  • Cualquier alimento crudo es riesgoso, particularmente en áreas con mal saneamiento ambiental.
  • Evite los alimentos de mayor riesgo como ensaladas, verduras y frutas no cocidas; leche no pasteurizada y sus subproductos; carne, pescados y mariscos crudos.
  • Consuma fruta pelada por usted; es segura
  • Algunos pescados de zonas tropicales pueden tener toxinas que hacen daño, incluso después de cocidos. Las áreas de mayor riesgo incluyen las islas del lado oeste de India, Pacífico tropical y Océano Indico.
  • En los niños menores de 6 meses lo recomendable es la alimentación con leche materna

Una de las enfermedades graves es la fiebre amarilla. Es producida por un virus que se transmite por picaduras de mosquito y se encuentra en algunos lugares de África y Sudamérica.  (Ver Mapa) Puede provocar diversos síntomas: fiebre y malestar, ictericia; falla hepática, renal, respiratoria y de otros órganos; vómitos con sangre e, incluso, la muerte.

¿Cómo se puede prevenir la fiebre amarilla?

Existe una vacuna muy efectiva que previene la enfermedad. Luego de recibirla, el paciente obtiene un certificado de Vacunación Internacional válido por inmunidad de por vida que suele exigirse para el ingreso a muchos países. (Ver Mapa)  Es recomendable guardarlo junto al pasaporte. Sin embargo hay que aclarar que se exige el certificado para evitar que el viajero pueda ingresar la enfermedad al país y no para proteger al viajero mismo. Por esto, el que no se exija el certificado no significa que no sea recomendable vacunarse si en el lugar de destino hay fiebre amarilla.

¿Qué personas deben vacunarse?

Los mayores de nueve meses que viajarán a un país donde existe riesgo de adquirir la enfermedad.

¿Qué personas no deben vacunarse?

Los niños menores de nueve meses, las embarazadas y personas con VIH/SIDA. Quienes padezcan cáncer, leucemia o algún problema de inmunidad, o quienes mantengan tratamiento con corticoides, drogas anticancerosas o radioterapia.

¿Cuáles son los riesgos de la vacuna?

Es una vacuna a virus vivo atenuado y dentro de los muchos millones de dosis que se han administrado en el mundo hay algunos pocos casos descritos de enfermedad grave diseminada producida por el mismo virus de la vacuna. Por lo tanto, sólo debería vacunarse cuando existe la necesidad.

Hay enfermedades graves que pueden ser transmitidas por picaduras de mosquitos (zancudos) y otros insectos o artrópodos, especialmente en zonas tropicales.

  • Para prevenirlas, es necesario protegerse contra estas picaduras.
  • Use ropa liviana que cubra la mayor superficie posible de su piel.
  • Aplique un repelente con DEET (concentración de 30-50%) o picaridin (concentración sobre 20%) en las zonas descubiertas de su piel. Evite los ojos y boca. La aplicación frecuente aumenta la efectividad. Siga las instrucciones del fabricante. En niños debe usarse DEET en concentraciones menores a 30%. No usar en menores de 2 meses.
  • Aplique a la ropa un insecticida (específico para ropa y telas) a base de permetrina u otros piretroides.
  • Si no dispone de una habitación sellada con aire acondicionado, asegúrese de que las ventanas tengan malla para insectos.
  • Use insecticida en aerosol antes de acostarse y vaporizador durante la noche.
  • Si no tiene los elementos anteriores, duerma bajo una malla mosquitero impregnada con permetrina.
  • En exteriores, un insecticida piretroide en espiral combustible, puede reducir el número de insectos voladores.
  • En áreas con presencia de garrapatas debe realizarse un chequeo del cuerpo completo una vez al día, especialmente en las zonas de los pliegues. Si se encuentran garrapatas deben retirarse con una pinza con un movimiento recto y firme hacia atrás.

El cólera es causado por la bacteria Vibrio cholerae. Se caracteriza por una diarrea acuosa muy intensa acompañada de vómitos que llevan rápidamente a la deshidratación del paciente, la que si no es tratada puede producir la muerte en pocas horas.

Esta infección se adquiere a través de la ingestión de agua o alimentos que han sido contaminados con deposiciones de personas infectadas. Es por esto que la enfermedad se disemina fácilmente en lugares con falta de agua potable y/o alcantarillado. La bacteria también puede mantenerse por tiempos prolongados en ambientes acuáticos (ríos y mar) y contaminar mariscos, especialmente bivalvos, que al consumirse crudos transmiten la infección.

Después de un periodo de incubación que dura alrededor de 2-3 días, aproximadamente un 5% de los infectados presenta los síntomas descritos, en los demás casos la infección es asintomática.

El tratamiento del cólera consiste en reponer el agua y las sales que se pierden profusamente con la diarrea. Esto se realiza por vía oral con agua y sales de rehidratación en grandes volúmenes.

El riesgo de adquirir la enfermedad para las personas que visitan una zona con cólera epidémico es muy bajo si siguen las indicaciones para prevenir enfermedades transmitidas por agua y alimentos.

Existen vacunas contra el cólera que solo otorgan una protección parcial y se recomiendan a personal de salud o trabajadores humanitarios.

Enfermedades de transmisión sexual y por sangre

  • Las enfermedades de transmisión sexual como hepatitis B y VIH pueden ser mucho más frecuentes en otros países.
  • En los viajes pueden disminuir las inhibiciones y la contención que otorga la familia. El alcohol y otras drogas aumentan este efecto y es posible que lleven a conductas de riesgo no intencionales.
  • La hepatitis B y el VIH también pueden ser transmitidos por sangre o sus derivados, o por instrumental médico o dental contaminados. Evite estos procedimientos siempre que sea posible. Los tatuajes y piercing también tienen riesgo.

Hay enfermedades graves que pueden ser transmitidas por picaduras de mosquitos (zancudos) y otros insectos o artrópodos, especialmente en zonas tropicales.

  • Para prevenirlas, es necesario protegerse contra estas picaduras.
  • Use ropa liviana que cubra la mayor superficie posible de su piel.
  • Aplique un repelente con DEET (concentración de 30-50%) o picaridin (concentración sobre 20%) en las zonas descubiertas de su piel. Evite los ojos y boca. La aplicación frecuente aumenta la efectividad. Siga las instrucciones del fabricante. En niños debe usarse DEET en concentraciones menores a 30%. No usar en menores de 2 meses.
  • Aplique a la ropa un insecticida (específico para ropa y telas) a base de permetrina u otros piretroides.
  • Si no dispone de una habitación sellada con aire acondicionado, asegúrese de que las ventanas tengan malla para insectos.
  • Use insecticida en aerosol antes de acostarse y vaporizador durante la noche.
  • Si no tiene los elementos anteriores, duerma bajo una malla mosquitero impregnada con permetrina.
  • En exteriores, un insecticida piretroide en espiral combustible, puede reducir el número de insectos voladores.
  • En áreas con presencia de garrapatas debe realizarse un chequeo del cuerpo completo una vez al día, especialmente en las zonas de los pliegues. Si se encuentran garrapatas deben retirarse con una pinza con un movimiento recto y firme hacia atrás.

VACUNAS DE USO FRECUENTE EN VIAJEROS
VacunaEsquema y DuraciónFicha educativa
Difteria-Tétanos o difteria-tetanos-coquelucheEsquema primario: 3 dosis (0, 1 y 6 meses). Refuerzo: 1 dosis cada 10  años 
Hepatitis A2 dosis (0 – 6 meses). Inmunidad probablemente de por vida 
Hepatitis B3 dosis (0 – 1 mes – 6 meses). Inmunidad probablemente de por vida 
Hepatitis A y B3 dosis (0 – 1 mes – 6 meses). Inmunidad probablemente de por vida 
Fiebre tifoideaUna dosis. Protección relativa, aproximadamente 70% por 3 años 
Fiebre amarillaUna dosis. Inmunidad habitualmente de por vida. 
PolioEsquema primario: 3 dosis. Refuerzo: 1 dosis por una vez en adultos en caso de ir a países de riesgo 
RabiaPre-exposición: 3 dosis (0 – 7 días – 21/28 días) 
Meningococo cuadrivalente conjugadaUna dosis. Eventualmente refuerzo en 5 años 
Neumococo 23 valente polisacáridaUna dosis. Eventualmente refuerzo en 5 años 
InfluenzaUna vez al año 
Sarampión-rubeola-parotiditisDos dosis. Inmunidad de por vida 

Selecciona:

(*) Datos obligatorios.

No me interesa, gracias
atencion-tran
Alimentos y agua segura. En lugares con condiciones sanitarias deficientes, son frecuentes las enfermedades transmitidas por agua o alimentos, como diarrea, hepatitis, fiebre tifoidea y otras.
Programas de Salud

Av. Manquehue 1410, piso 2.
Tel: (56) 22910 1551 | E-mail: preveniressalud@alemana.cl