Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Nuevo Robot Mako para cirugías de cadera y rodilla

Único en Chile y Latinoamérica

Nuevo Robot Mako para cirugías de cadera y rodilla

05/11/2018
1 min lectura

Compartir en:

El reemplazo articular con prótesis es la solución más efectiva para las enfermedades degenerativas de cadera y rodilla como la artrosis.

El fuerte crecimiento experimentando por esta técnica a nivel internacional ha sido optimizado en los últimos años por el avance de las cirugías robóticas. Este desarrollo tiene actualmente como protagonista al robot Mako, que ha sido incorporado con éxito en los principales centros especializados en Estados Unidos, Japón, Australia, Alemania y otros países europeos.

Ahora esta tecnología de punta está disponible en Clínica Alemana, siendo la primera institución de salud en Chile y Latinoamérica en ofrecerlo a sus pacientes. “Es la mejor alternativa para las operaciones de prótesis de cadera y de rodilla gracias a la capacidad que tiene de alcanzar máxima precisión en esas intervenciones. Su adquisición nos ubica en una posición de liderazgo en este campo”, indica el doctor Felipe Toro, jefe del Departamento de Traumatología de Clínica Alemana.

Los Beneficios

Dentro de las principales ventajas de esta cirugía robótica se encuentra el acortamiento de los tiempos de hospitalización y una disminución de las complicaciones postoperatorias con menores niveles de sangrado y una mejor movilidad en el paciente.

Desarrollado por la empresa Stryker, Mako está compuesto por un brazo robótico, un navegador y un soporte de monitorización. La operación conjunta de estos dispositivos brinda a los cirujanos la posibilidad de realizar sus procedimientos quirúrgicos de reemplazo articular con un inédito grado de exactitud y seguridad.


Previo a la intervención, un scanner entrega toda la información anatómica del paciente permitiendo establecer la estrategia quirúrgica en base a parámetros fundamentales como las dimensiones de los cortes que se realizarán en las superficies óseas y los ángulos de inserción de las prótesis, explica el doctor Luis Moya, traumatólogo de Clínica Alemana y Jefe del Equipo de Cadera.

En el momento de la cirugía, el uso del robot considera previamente la instalación de guías, o trackers, en diferentes puntos de los huesos de la articulación intervenida entregando información para definir las coordenadas tridimensionales “en vivo”. Posteriormente, los médicos comprueban “el balance de los tejidos para lograr su correcto alineamiento desde el punto de vista biomecánico, que sumado a la precisión y acuciosidad en la colocación de la prótesis, posibilitarán su buena movilidad, estabilidad y duración en el tiempo”, explica el doctor David Figueroa, traumatólogo de Clínica Alemana y jefe del Equipo de Rodilla. A la fecha, esta especialidad es la que concentra la mayor parte de las operaciones de reemplazo articular asistidas por robot.
“La cirugía robótica va seguir avanzando, y creemos que será el estándar a nivel mundial en el futuro”, concluye el doctor Luis Moya.